LA DAMA INMORTAL

UN NOMBRE DE LEYENDAS

 

 

Muchas son las historias y leyendas que rodean el origen del curioso envase familiar que por los años 60 y 70 difundió en nuestro país la Bodega Crotta con sus vinos de mesa. Pero lo realmente curioso de este elemento es su nacimiento. Son varios los orígenes que se le atribuyen a la Damajuana, el más conocido es el que se cuenta como anécdota que en el Siglo XVI la reina Juana I de Nápoles, tras refugiarse de una tormenta en el taller de un vidriero en la aldea de Grasse. Al entrar en el lugar de trabajo del artesano, se interesó por el proceso de fabricación de unas botellas.

 

 

El artista quedó maravillado del interés mostrado, tanto que el maestro decidió inflar una de enormes proporciones, quizás para lucirse ante la soberana. El resultado fue este utensilio y que en honor a ella decidió bautizarla como “Reine Jeanne”, a lo que la reina apostilló que era más adecuado llamarla “Dame Jeanne”. Por otro lado, existe otra historia o leyenda que la asocia al Siglo XVI donde los marineros del sur de Francia llamaban, de forma gracioso o de mofa, Dame-Jeanne a las botellas gruesas de 10 a 20 litros, comparándolas con mujeres con mucho peso y con muchas curvas. Pero como toda leyenda no es más que eso, una leyenda y hay muchas más.

 

ENTRE LAS LEYENDAS Y LA VERDAD HISTÓRICA

 

 

Para los mexicanos, al parecer todo comenzó en 1850 en México. En las afueras de Tijuana, una mujer salió en busca de vino para su marido vidriero. Al parecer la sorpresa ocurrió cuando esta señora llamada Juana de los Milagros González vio a su esposo fabricar un envase con el pico refinado y el ancho de 4 o 5 botellas juntas. La mujer pidió una de estas botellas a su marido y salió feliz en busca del líquido producto. La curiosidad corrió por el pueblo al verla llevar de una vez tanto producto y hasta saco ventajas en el uso de estas botellas tan grandes dado que al tiempo ya era característica en el mercado local. Al tiempo, los mismos comerciantes pidieron al vidriero que fabricara en serie este producto para vender vino en cantidad y los pobladores empezaron a pedir: “me da una Dama Juana”, en honor a la mujer.

 

GHIRLANDAIO – DETALLE DEL NACIMIENTO DE JUAN EL BAUTISTA – CICLO DE FRESCOS (1485-1490), CAPILLA TORNABUONI SANTA MARIA NOVELLA – FLORENCIA

 

Según Ricardo Soca en  “La fascinante historia de las palabras” la  palabra apareció por primera vez en 1586, en una obra de René de Laudonnière –el conquistador francés de Florida–, y fue empleada en 1601 por Corneille con la forma damejane, equivalente al catalán damajana y al provenzal damajano y según Corominas, la Academia incluyó damajuana en su diccionario en 1822 como voz provincial de Andalucía.

Si nos remontamos a los orígenes de este producto y según varias fuentes que lo corroboran, debemos ir a la ciudad de Damghan en Persia (actual Irán). Los sopladores de vidrio fabricaban varios artículos localmente, incluidos estos garrafones.

 

CARAVAGGIO – DETALLE DE THE REST ON THE FLIGHT INTO EGYPT (1595-1596), GALLERIA DORIA PAMPHILJ, ROMA

 

Esta ciudad iraní ubicada en la Ruta de la Seda entre Asia y Occidente, es natural que comenzara a producirse la exportación de estas grandes botellas de vidrio. En la Edad Media, estos grandes “jarrones” se encontraban de forma natural en tierras más o menos lejanas.

Y cada vez, en casi todos los idiomas, el término asociado se refiere a esta ciudad de la antigua Persia.

Así, los turcos la llamaron “damacana”. Los árabes: “damagana”. Los occitanos: “damajano”. Los catalanes: “damajana”. Los españoles: “damajuana”. Los franceses “dame jane”.

En francés, Corneille cita este objeto con el término “dame-jane” en 1694 en el Diccionario de Artes y Ciencias, Volumen 1.

 

 

 

EL  SIGLO XIX Y EL AUGE DE LAS DAMAJUANAS:

 

 

En una cocina del siglo XIX siempre encontrarás garrafones o damajuanas para almacenar vino, licores, aceite de oliva o para la fermentación casera y la elaboración de cerveza, sidra y vinagre. La peculiaridad de estos envases de vidrio es la forma redondeada, el cuello estrecho y corto y el tejido de mimbre que los cubre por completo. La damajuana sin mimbre protector se llama “desnuda”. Alguna vez estuvo hecho de vidrio verde soplado a mano. Por este motivo las botellas presentan irregularidades e imperfecciones como burbujas de aire atrapadas en el vaso y formas ligeramente asimétricas.

 

 

El mimbre que cubre la damajuana es el mismo que se utiliza para las cestas. Se elabora a partir de los brotes jóvenes de sauce (Salix viminalis), que son muy largos, rectos, fuertes y flexibles a la vez. Hay diferentes tipos de mimbre que se pueden tejer: la varilla cruda y la semiacabada. En el primer caso las ramas de sauce tienen piel. Son un poco más difíciles de tejer, pero tienen un bonito aspecto rústico y huelen bien. Las ramitas semiacabadas son ramas despojadas. Vienen en varillas enteras o partidas y pueden tener diferentes colores naturales.

 

 

Los blancos se obtienen de ramas descortezadas llenas de savia, que se dejan secar al sol. Este proceso se puede realizar solo una vez al año, en mayo cuando la planta está en plena germinación.

Se pueden producir ramas rojas durante todo el año. Las varillas se secan con su corteza y se pelan solo después de haber sido hervidas durante varias horas. El tanino les confiere un bonito color rojizo.

En la producción de damajuanas, el mimbre se teje directamente alrededor de la botella, cubriéndola completamente. En cambio, las botellas más grandes se colocan dentro de cestas con el fondo reforzado con una tabla de madera. A continuación, se retoma el tejido desde el borde y se continúa hasta el cuello. En ocasiones, el revestimiento se puede hacer con listones de madera de castaño.

 

 

Dependiendo del tamaño de la damajuana, los mangos pueden ser de mimbre o madera o con una simple cuerda y facilitan el movimiento y vertido del líquido.

La producción de damajuanas continúa hasta el día de hoy. Hoy en día el vidrio es mayoritariamente transparente, la forma de la botella se da mecánicamente mediante moldes y las cestas suelen ser de plástico.

 

 

LA DAMAJUANA COMO ELEMENTO DECORATIVO

 

 

 

Indistintamente cual sea el origen del nombre, la forma de esta botella tiene un encanto especial y llama mucho la atención por su aspecto decadente, o por sus grandes dimensiones.

 

 

Su uso tradicional asociado a  la transparencia y las diferentes tonalidades del vidrio, le daban una imagen atractiva y una percepción de fragilidad que encaja a la perfección en cualquier lugar de la casa o espacio de trabajo.

 

 

Hoy en día se puede encontrar como elemento decorativo, sola o acompañada de más ejemplares, en espacios más modernos o en lugares más rústicos tal y como puedan ser un salón, un patio o una terraza. En la actualidad se usan como jarrones, lámparas o simplemente como elemento de almacenaje. Es tan polivalente y tan bonita que la Damajuana se puede encontrar expuesta en cualquier lugar.

 

 

¿CUÁL ES EL TAMAÑO CORRECTO Y EL VOLUMEN CORRECTO?

 

 

Como hemos visto anteriormente, los usos son muy variados e incluso hace varios siglos, existían modelos de distintos volúmenes. Hoy en día, el aspecto decorativo ha cambiado un poco la situación ya que mucha gente quiere tener una damajuana incluso en un apartamento pequeño.

 

 

De hecho, como se trata de un producto completamente artesanal, naturalmente puede haber pequeñas diferencias entre dos modelos que podemos creer que son idénticos.

 

 

Durante varios siglos, los modelos comercializados se han categorizado en tres “familias” principales. Por otra parte, la nomenclatura específica se introdujo al final del siglo XVIII, a saber:

Garrafa para designar el recipiente de 2 a 20 litros;

Dame Jeanne para referirse a modelos de 30 a 50 litros;

Torreta (o garrafón) para modelos de 50 a 60 litros.

 

 

 

LA DAMJUANA 2.0

 

 

Por nuestros días muchas bodegas buscan volver a este envase, para economizar el producto y adaptarlo a las necesidades familiares y de reuniones. Bodegas Crotta comercializa en este envase 22 productos: desde el vino de mesa, pasando por varietales y  roble, hasta el moscato o mistela. Y numerosas pequeñas bodegas recargan a los pobladores de la zona, sus damajuanas con vinos del año.

 

 

En Italia Francesco Maggi ha dado un paso más presentando la damajuana 2.0. Dirigida a un público joven, y decidido a envasar su propio vino. La presentó así :

 

 

“El “Carboy 2.0” nació con el deseo de volver a la tradición de nuestra empresa pero llegando a un público nuevo y joven. Desde hace un tiempo que ha vuelto la moda del bricolaje, el “hecho en casa” o el “hecho a mano”, vemos tutoriales de todo tipo, desde cómo peinarse hasta cómo hacer pan … ¿Te dijo cómo embotellar vino?

¡Chicos, con nuestras damajuanas de 34 litros pueden crear 40 botellas de vino con un 50% de ahorro en comparación con la compra de nuestro producto terminado! Tendrás la oportunidad de experimentar con diferentes técnicas, creando un vino listo para beber, tranquilo o espumoso y en su lugar vinos que podrás guardar en la bodega durante unos meses y por qué no, hacer un regalo único y… hecho por ti. !

¡En damajuana encontrarás el mismo vino que nuestras botellas!

Si eres un amante del vino blanco, en damajuana 34 litros podrás degustar:

Riesling IGT

Cortese IGT

Si, por el contrario, quieres saborear la tradición de nuestros tintos:

Croata IGT

Barbera IGT

Vino de mesa

Aquí tienes los ingredientes que encontrarás junto con la garrafa, ¡a un precio super asequible!

40 tapones de corcho certificados y seguros.

(Proporcione una máquina taponadora)

 

40 botellas de vidrio listas para usar.

Vino listo para beber: embotellar inmediatamente.

Vino para consumir en los próximos meses: espera la luna adecuada, un día soleado y sin ventilación…

¡40 etiquetas adhesivas blancas, para personalizar tu vino!

Comparte tu vino y etiquétanos en Instagram!!

@ francesco.maggi.wines

Precio total, y con envío a domicilio gratuito: 85 €

No es una mala idea para pequeños productores locales de nuestras zonas viñateras ¿o me equivoco amable lector? Eso sí, habrá que esperar a que se resuelva el problema de las botellas, porque si no, va a ser imposible.

 

Emilio R. Moya

 

 

 

Oscar Tarrío

Director Periodístico Chefs 4 Estaciones en Chefs 4 Estaciones / Ex Editorial Diario La Capital

1 Comentario

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

NODO norte

Un suplemento del Diario La Capital

@nodonorteok
NODO norte
Tienda Objetos Deco Deli Catas Eventos