CHEVAL DES ANDES 2017

FIEL A LAS RAÍCES DE BURDEOS

 

El vino de Cheval des Andes combina la expresión vibrante e intensa del Malbec argentino con el rigor, la elegancia y el savoir-faire de un gran Burdeos.

Es un blend único de uvas Malbec y varietales de Burdeos; un conjunto que cuenta con la exuberancia del Malbec, equilibrada por la templanza del Cabernet Sauvignon y que se completa con toques de Petit Verdot.

La visión de Cheval des Andes es traer la filosofía de la elaboración del vino de Château Cheval Blanc -basada en el potencial de guarda y la elegancia- a la Argentina. Cheval des Andes elabora vinos que se añejan con gracia y “viajan a través de las décadas”, según Pierre Lurton, presidente de Château Cheval Blanc y Cheval des Andes.

 

La inspiración para Cheval des Andes se originó en el sueño de su fundador, Pierre Lurton, de seguir las vides Malbec originales desde Burdeos hasta la Argentina.

El Malbec se cultivó extensamente en Burdeos y se trajo a la Argentina a mediados del siglo XIX, solo unas décadas antes de que la uva fuera diezmada por una epidemia de filoxera en Francia. En la actualidad, el único Malbec que existe en Burdeos tiene raíces injertadas, que lo hacen más resistente, pero también alteran su calidad. Las vides que han viajado al Nuevo Mundo hace más de un siglo son vides sin injertar.

 

 

Cuando Pierre Lurton descubrió el impresionante viñedo de Malbec de Las Compuertas, plantado en Mendoza en el año 1929, se sintió inmediatamente cautivado y declaró: “este será un viaje a las raíces del Burdeos”. Él deseaba revivir los vinos de Burdeos de ayer y reconectar Château Cheval Blanc con la historia de Saint-Emilion.

En 1999, Château Cheval Blanc inició un proyecto conjunto con Terrazas de Los Andes y así nació Cheval de Andes. Desde entonces, un blend con el estilo de Burdeos y la predominancia de Malbec se convirtió en el emblema de Cheval des Andes.

 

EL TERROIR

Argentina es el quinto productor y el noveno exportador de vinos del mundo, con un área cultivada de más de 200 000 hectáreas que comprende una vasta diversidad de terroirs, desde Salta en el norte hasta Mendoza en el sur.

Compartiendo con Château Cheval Blanc la firme convicción de que un gran vino comienza en el viñedo y, gracias a una meticulosa atención a los detalles a lo largo del año, Cheval des Andes produce sus vinos a partir de dos viñedos de altura que son de su exclusiva propiedad: Las Compuertas, en Luján de Cuyo, la región vitivinícola más antigua y más clásica de Mendoza, y La Consulta, en la distinguida región del Valle de Uco, más al sur.

 

 

Cheval des Andes cuenta con 50 hectáreas de viñedos. La altitud, topografía y composición del suelo de los viñedos son diferentes.

Las Compuertas se asienta sobre suaves pendientes a una altura de 1070 metros. Disfruta de un microclima único con precipitaciones relativamente escasas, mientras que su altitud permite un clima más fresco con una elevada amplitud términa diurna. Tiene suelos aluvionales y franco-limosos compuestos por arena (36 %), piedra caliza (45 %) y arcilla (16 %). Las piedras se encuentran entre 1,5 metros y 2,5 metros de profundidad, lo que agrega mineralidad a los vinos. Las Compuertas no es tan fresco como el Valle de Uco. Las zonas de este viñedo que tienen un suelo más profundo se adaptan particularmente bien al Cabernet Sauvignon porque las profundidades mayores favorecen la madurez óptima de este varietal. Las zonas con suelos menos profundos son ideales para producir el untuoso Malbec.

 

 

La Consulta se encuentra a una altitud de 1100 metros. Se caracteriza por tener una variación de temperatura diurna mayor que la de Las Compuertas. Sus suelos aluvionales están compuestos por arena (60 %), arcilla (10 %) y piedra caliza (30 %). La composición del suelo da como resultado un drenaje natural que es bueno para la salud de la vid, pero también significa que la irrigación sea indispensable.

 

EL EQUIPO

PIERRE LURTON
PRESIDENTE DE CHÂTEAU CHEVAL BLANC Y CHEVAL DES ANDES

 

 

Nacido en el seno de una renombrada familia de enólogos en Burdeos, Pierre Lurton comenzó su carrera gestionando la finca familiar Clos Fourtet en Saint-Emilion. Con solo 34 años fue nombrado administrador de finca de Château Cheval Blanc, que floreció gracias a su pasión y creatividad. Él personificó el estímulo detrás del proyecto conjunto con Terrazas de los Andes que dio lugar a Cheval des Andes y hoy comparte sus responsabilidades en Château Cheval Blanc y Cheval des Andes con la legendaria Château d’Yquem, en la cual también se desempeña como presidente. En 2005, fue galardonado con el prestigioso premio Ordre National du Mérite de Francia.

 

PIERRE-OLIVIER CLOUET
DIRECTOR TÉCNICO DE CHÂTEAU CHEVAL BLANC

 

 

Nació en Normandía y estudió Agronomía en la Universidad de Caen. Se unió al equipo de Château Cheval Blanc en 2004 y trabajó en un proyecto de investigación sobre la adaptación de los suelos a las variedades de uva. Posteriormente, obtuvo el título de enólogo en la Universidad de Burdeos y, en 2006, regresó a Château Cheval Blanc como miembro permanente del equipo, convirtiéndose en el gerente técnico en 2008. Desde 2012, ha trabajado junto con Pierre Lurton y el equipo de Cheval des Andes en el Grand Cru de los Andes

 

GERALD GABILLET
DIRECTOR TÉCNICO DE CHEVAL DES ANDES

 

 

Oriundo de Burdeos, el vino ha sido siempre una pasión para él. Obtuvo una maestría en Enología y un diploma en Vitivinicultura en el Instituto de Ciencias de la Vid y el Vino de Burdeos (Universidad de Burdeos). Desde 2004 hasta 2006, ocupó el cargo de jefe de bodega en Château Destieux, un Grand Cru Classé de Saint Emilion. En 2006, fue el enólogo y embajador de Château Beauregard en Pomerol. Antes de unirse a Cheval des Andes como director técnico en 2018, Gérald fue director técnico adjunto de Château Angelus, 1er Grand Cru Classé “A” de Saint Emilion desde 2013. Trabaja en estrecha colaboración con el equipo de Château Cheval Blanc a lo largo de todo el proceso de elaboración de vinos del Grand Cru de los Andes. “Me sentí inspirado para emprender esta aventura, desde Burdeos hasta Mendoza, en el camino de los fundadores de la bodega, y así continuar la historia de Cheval des Andes, la expresión argentina de Château Cheval Blanc”, dijo Gérald Gabillet.

 

UNA VITICULTURA DE PRECISIÓN

 

Cheval des Andes hereda su viticultura de precisión de Terrazas de los Andes. Luego de años de identificar parcelas de terrazas con la altura ideal para la mejor expresión varietal de sus diferentes uvas, el equipo aprovechó el análisis avanzado del suelo para dividir los viñedos en subparcelas. Cada una de estas subparcelas se cultiva, cosecha y vinifica por separado, para optimizar la expresión del terroir de cada una. Solo se mezclan al final, y se confía en los 180 años de experiencia en este arte.

 

 

 

Las Compuertas es un nombre que expresa la manera exclusiva de obtener agua para el viñedo. Tradicionalmente, los viñedos de Mendoza se caracterizan por un exclusivo método de irrigación por manto originalmente desarrollado por los incas. El agua pura de deshielo de los Andes baja por los ríos y se conduce a través de pequeños canales que corren a lo largo de las viñas. Este sistema tradicional tiene ventajas claves: debido a que el agua se drena en profundidad, las viñas deben desarrollar raíces profundas; también permite el cultivo de viñas sin injertar para dominar periódicamente pestes como la filoxera.

 

 

En 2018, se implementó un moderno sistema de irrigación por goteo, que también utiliza el agua de deshielo que la finca almacena en estanques. Esta técnica favorece la distribución de agua con más precisión y cumple eficientemente con las necesidades específicas de las vides (absorben alrededor del 90 % del agua).

 

EL ARTE DEL BLENDING

 

 

 

 

Se examinan las viñas cuidadosamente, parcela por parcela y, todos los días, se toman muestras de las bayas para determinar la fecha precisa de recolección. Las uvas se cosechan a mano durante las primeras tres semanas de abril y se vinifican por separado por subparcela. Luego de la fermentación maloláctica, los equipos de enólogos de Cheval des Andes y Château Cheval Blanc se reúnen para crear el pre-assemblage que constituye la base para el blend final. Este blend se añeja durante 16 a 18 meses en una selección de barricas nuevas y de segundo uso de Burdeos, de roble francés o austríaco.

 

 

Cheval des Andes es un blend de dos variedades de uva principales: Malbec y Cabernet Sauvignon. Se puede añadir Petit Verdot según la cosecha. Cada varietal tiene características propias:
MALBEC
El Malbec, seductor y singular, contribuye con los sabores de los frutos rojos, especialmente ciruela y cerezas, y notas de violeta. También añade opulencia y densidad con taninos finos muy elegantes.

CABERNET SAUVIGNON
El Cabernet Sauvignon aporta estructura, frescura y tensión, así como toques especiados de pimiento verde y pimienta negra, y notas de grosellas negras y rojas.
PETIT VERDOT
Importada de Château Margaux, esta variedad de uva es exuberante y aromática, preciada por su color y sabor intensos, con notas de ciruela, cereza y frambuesa.

 

CHEVAL DES ANDES PRESENTA SU AÑADA DE LOS 100 PUNTOS

 

La cosecha 2017 de Cheval des Andes es un blend elaborado con un 62 % de Malbec y 38 % de Cabernet Sauvignon. Este vino obtuvo el gran reconocimiento de 100 puntos del prestigioso crítico estadounidense James Suckling.

 

 

 

Cheval des Andes 2017 es el resultado de una vendimia atípica caracterizada por una primavera muy fría con temperaturas bajo cero, una ola de calor durante el verano –donde se registró la temperatura más alta de los últimos 100 años-, y que concluyó con temperaturas más frescas en marzo y abril, lo cual permitió a las uvas madurar de manera lenta y cosechar cada parcela con un nivel de madurez óptimo.

Esta añada se destaca por su suavidad, elegancia y delicadeza; y continúa el estilo bordelés de la cosecha 2016 con un assemblage que se compone de 62 % Malbec y 38 % Cabernet Sauvignon.

 

 

La nueva imagen de Cheval des Andes responde a sus orígenes franceses, destacando en su logo la presencia de las montañas y el caballo, fiel reflejo de lo que representa la marca. Además, se resalta en rojo su lugar de origen –Mendoza, Argentina– y se incorpora a la imagen la fusión entre el reconocido Premier Grand Cru Classé A de Saint ÉmillionChâteau Cheval Blanc Terrazas de los Andes.

 

Emilio R. Moya

 

Fuentes: chevaldesandes.com, eldescorche.com
Oscar Tarrío

Director Periodístico Chefs 4 Estaciones en Chefs 4 Estaciones / Ex Editorial Diario La Capital

1 Comentario
  1. Buena explicación,no estoy mucho con los vinos pero a la hora de tener una atención viene bien la data,gracias 😊

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

Un suplemento del Diario La Capital