CELEBRITIES A LA CARTA

¿QUÉ COMEN LOS FAMOSOS?

 

 

La cultura de la celebridad es a menudo retratada como algo relativamente nuevo, producto de una sociedad saturada por los medios.

Jamie Tehrani, un reconocido antropólogo social escribió en 2013 ¿Por qué nos interesan tanto las celebridades? en un artículo para la BBC. En el señala que “aunque estoy de acuerdo con que la cultura de la celebridad ha sido moldeada por el mundo moderno, lo cierto es que tiene sus raíces en los instintos humanos más básicos, que han desempeñado un papel clave en la adquisición de la cultura y han sido cruciales para el éxito evolutivo de nuestra especie”.

 

 

“Me encanta una buena cita. Una de mis favoritas de todos los tiempos es de Mark Twain: “Si he escrito esta carta tan larga, ha sido porque no he tenido tiempo para hacerla más corta”, le dijo una vez a un amigo. Se trata  de una maravillosa ironía que he repetido a mis amigos y compañeros de trabajo. Típica de Twain, se podría decir. Sólo que no lo es. Hace poco me dijeron que el verdadero autor de la cita es un pensador francés Blaise Pascal, quien escribió la frase en una carta a un amigo en 1657. Lo busqué y confirmé que era cierto. Y esa no es la única cita de la que he estado abusando”.

 

 

MI EXPERIENCIA

 

Gran parte de mi carrera docente, me la he pasado tratando de enseñar a los estudiantes a no creer en las citas que encuentran en internet sin chequear fuentes, ya que más del 50 % son absolutamente falsas.

Estoy seguro que muchos de ustedes están familiarizados con el brillante refrán de Einstein: “La definición de la locura es hacer lo mismo una y otra vez y esperar un resultado diferente”. Es probablemente lo más famoso que dijo, después de la fórmula “E=mc2”. Pero no hay registro de que haya sido él quien pronunció estas palabras. La primera vez que la frase apareció impresa fue en 1981, en un folleto de Narcóticos Anónimos, unos 25 años después de su muerte. Y existen muchos más ejemplos similares.

 

 

Atribuir citas de manera incorrecta ejemplifica nuestra tendencia a dar demasiado crédito a las celebridades. La fama es un poderoso imán cultural. Los seres humanos adquirimos la mayor parte de nuestros conocimientos, ideas y habilidades copiando a los demás, mediante el ensayo y error. Sin embargo, se presta mucha más atención a los hábitos y comportamientos de los famosos que a los de miembros ordinarios de nuestra comunidad.

Por eso es muy probable que algo se vuelva popular si está asociado a una persona conocida por una razón u otra, incluso si la asociación es errónea, como en el caso de Twain y Einstein. Esto plantea la cuestión de si lo que se dice es tan importante como quién lo dijo. Y si lo que se hace es tan importante como quién lo hace. Y por analogía, si lo que se come es tan importante como quién lo come.

 

LAS CELEBRITIES: ¿SON MODELOS A SEGUIR?

 

 

Otro ejemplo de la forma en que los personajes actúan como imanes culturales es que con frecuencia copiamos rasgos que tienen poco -o nada- que ver con lo que los hizo exitosos en primer lugar: la ropa que usan, sus peinados, cómo hablan, etc.

Esa es básicamente la razón por la que las compañías buscan estrellas para que patrocinen sus productos. Las celebridades están siempre en la televisión y en los medios de comunicación. Conseguir que se pongan una marca de reloj o de jeans es una gran promoción.

 

 

Pero no sólo se trata de poner productos a la vista del público. No hay manera de saber -al ver imágenes de televisión o fotografías en un periódico- qué tipo de ropa interior usa David Beckham, cuál café bebe George Clooney o a qué huele el perfume que usa Beyoncé.

 

 

Las empresas buscan celebridades para anunciar este tipo de productos porque saben que nuestra percepción de valor se ve influida activamente por la fama. El apoyo de famosos no sólo consigue que los productos se vuelvan más visibles, sino también más deseables.

 

 

El mundo moderno es muy distinto y creo que el sesgo originalmente adaptativo para imitar a las personas exitosas se ha transformado hoy en una obsesión enfermiza con las celebridades, a quienes prestamos mucha más atención de la que se merecen.

Del mismo modo, podemos pensar en los medios de comunicación como una especie de comida chatarra para la mente. Es rápida, práctica, pero no exactamente nutritiva. Nos perdemos en imágenes de riqueza y éxito porque tenemos apetito por el prestigio. Pero, ¿en realidad las celebridades son buenos modelos a seguir?

 

 

En esta nota les vamos a contar qué dicen los medios acerca de lo que comen las “celebrities” y confiamos en la madurez de nuestros lectores para poder discriminar la paja del trigo y  evaluar cuál de todas esas dietas son realmente saludables, razonables, o simplemente inventos de los mass media, para rellenar las páginas de las revistas del corazón.

 

LAS DIETAS, LOS PERSONAJES Y LOS MEDIOS

 

Australiana que ama el pescado

 

 

Como buena australiana, Nicole Kidman, de 51 años, ama la comida de mar, que contiene proteínas magras. Le dijo a Food&Wine que todo plato que tenga pescados y mariscos es bienvenido. Su favorito: una combinación de langosta, cangrejo y ostras tigre de la costa de su país.

 

 

Batidos y barras de cereal

 

 

Para Brad Pitt, 55, los snacks son importantes. Siempre tiene a mano una barra de cereal, o un pan de pita con atún, y un licuado natural para no tentarse con comida chatarra. Según la revista Boss Hunting, los almuerzos y cenas de Brad siempre contienen pollo o pescado asado, arroz integral y vegetales.

 

 

Líder de la comida sana

 

 

Michelle Obama, 55, es amante de los vegetales. Los primeros en su lista: brócoli y arvejas. No le gustan para nada: las remolachas. Le dijo a The List que “le parecen muy dulces”. Dice que muere por las salsas hechas con tomates naturales y que el mejor acompañante es la batata o papa dulce.

 

 

Menos vino y porciones pequeñas

 

 

Salma Hayek, 52, siempre recuerda que una copa de vino implica 15 minutos de ejercicios para eliminar las calorías. Por eso bebe poco. Dice también que prefiere comer más, por eso reemplaza los hidratos de carbono con vegetales que le ofrecen un plato más suculento.

 

 

El hombre crudo

 

 

El cantante Lenny Kravitz tiene 54 años, pero fue recién en 2016 cuando vivió el desafío nutricional de su vida: comer solo alimentos crudos, lo cuál dejó fuera a carnes, pollos y pescados. Dijo en su muro de Facebook: “este periplo es uno de los más increíbles que he vivido. La fuerza vital que genera esta dieta es magnífica; afecta lo mental, físico, espiritual y al planeta”.

 

 

Agradecida por la comida

 

 

La actriz de “Flashdance”, Jennifer Beals, 55, dice que aprecia el enorme esfuerzo de miles de personas que cultivan, preparan y procesan los alimentos. Ama el cereal y su comida favorita es un plato que prepara su esposo: camarones con ñame o batata. Dice que ese plato la mantiene joven.

Todo sobre la tierra

 

 

Ellen Degeneres, 61, es una amante de lo que la madre tierra produce. Por eso come básicamente productos cultivados en tierra. Lo más alejado que consume de la tierra es huevos, según cuenta en The Insider. Definitivamente no come comidas procesadas.

 

 

Sex, the City y la dieta

 

 

Sarah Jessica Parker, 54, la estrella de “Sex and The City”, come mucho pescado, según cuenta en la revista Life&Style. Poco o nada de carbohidratos y vegetales en abundancia.

 

 

Pero el secreto está en el aceite que usa para preparar sus alimentos. Parker cocina con aceite de macadamia, una especie de nueces que tiene un sabor a manteca, pero no contiene colesterol. Esta prima hermana de la nuez común es originaria de Australia y se utiliza tanto en gastronomía como en cosmética: cremas, champús y otros productos.

 

 

Como una cavernícola

 

 

Robin Wright, 53, la implacable Claire Underwood de “House of Cards” cree en la dieta que siguieron los Neanderthal. Según le contó a Harper’s Bazar, sigue desde hace un tiempo la dieta Paleo, cuya filosofía es comer como los cavernícolas, evitando los alimentos procesados y los productos lácteos. Come carne, pescado, vegetales y fruta.

Cocina con Dorothea

 

 

El cantante Jon Bon Jovi, 57, es dueño junto con su esposa Dorothea de dos restaurantes en donde el visitante puede pagar ya sea con dinero o con trabajo voluntario. Allí a veces él mismo cocina su plato favorito: pescado a la parrilla, le dijo al sitio Taste of Home.

 

Halle sigue a Keto

 

 

La actriz Halle Berry, 52, sigue al pie de la letra la dieta Keto, que le permite controlar su diabetes. Su dieta es simple y sana: proteínas, vegetales y frutas. Contó a la revista Women’s Health que el plan con alto contenido de grasa, proteínas moderadas y muy bajo en carbohidratos alienta a su cuerpo a quemar grasas saludables en lugar de carbohidratos para obtener energía.

Controlar las porciones

 

 

Para Jodie Foster, 56, el secreto está en controlar el tamaño de las porciones. Su dieta consiste en comidas bien balanceadas. No se restringe a determinados alimentos, siempre y cuando coma con moderación y mantenga el tamaño de sus porciones pequeñas. Consume muchos vegetales de hojas verdes, frutas y nueces.

 

 

Nicholas Cage no come cerdo porque piensa que no tienen “sexo digno”

 

 

En una entrevista en 2010 con The Sun, el actor de Hollywood declaró que elige qué animales comer según sus hábitos de apareamiento. “Pienso que los peces son muy dignificados con el sexo, al igual que las aves. Pero los cerdos no. Así que no como carne de cerdo ni similares”.

 

 

Renee Zellweger picotea cubos de hielo a lo largo del día

 

 

Suena terrible, pero la actriz ha dicho en varias ocasiones que come cubos de hielo para quitar el hambre. “Mientras tenga esa sensación de comer constantemente, es bastante tolerable”.

 

 

Steve Jobs comía los mismos alimentos durante semanas

 

 

De acuerdo con la biografía escrita por Walter Isaacson, el co-fundador de Apple comía un solo tipo de comida, como zanahorias o manzanas, durante semanas. Una vez comió tantas zanahorias que su piel se tornó anaranjada. Jobs creía que esta dieta vegana estricta eliminaba los olores corporales, lo que le permitía bañarse una vez a la semana.

 

 

LO QUE DICEN LOS MEDIOS

 

Bill Gates según Prensa Hispana

 

 

El fundador de Microsoft suele ser tan norteamericano que su comida favorita es un Big Mac con Coca Cola. Sin embargo, a la hora de las reuniones de negocios elije restaurantes ya que sostienen en que influye positivamente en el resultado de la misma.

 

 

Madonna según Grandes Pymes

 

 

La reina del pop elije una dieta vegana para mantener su figura. Incluso ha dejado de comer azucares, eligiendo repollo fresco y té de jengibre en vez de una golosina.

 

 

Stephen King según The Fire Wire

 

 

El escritor más prolífico de la literatura norteamericana cuenta que su almuerzo consta de dos cosas en abundancia: churrasco y papas. A esto le suma una porción de cheesecake de postre y una taza de café.

 

 

Julia Roberts según El País

 

 

Nuestra mujer bonita favorita elije compensar en sus comidas. Puede almorzar algo liviano, como una ensalada con pollo, para darse un gusto a la noche como una galleta con chips de chocolate.

 

Barack Obama según La Voz

 

 

El ex-presidente de los Estados Unidos tiene una doble vida. En su casa prefiere comida de bajo nivel calórico, como pescado a la plancha con ensalada. Sin embargo, a la hora de comer afuera le gusta pedir hamburguesas con papas fritas.

 

 

Gisele Bündchen según Oromar televisión

 

 

La supermodelo brasilera, esposa de Tom Brady elige una dieta sin harinas ni azúcares. También elije sumar frutas y verduras, que ella cultiva en la huerta de su casa.

 

 

Arnold Schwarzenegger según El Billuyo

 

 

Si bien las épocas de fisicoculturista ya se terminaron, el actor y ex-gobernador de California sigue alimentándose como si fuera a competir por el título de Mr. Olimpia. Por eso elije combinar hábilmente en su dieta proteínas, grasas e hidratos de carbono.

 

 

Lionel Messi según Sport

 

 

Messi era “adicto” a la carne, pero le quitaron su alimento favorito para que sus movimientos sean más livianos en la cancha. Su alimentación principal es una tostada integral con queso fresco y una naranja para el desayuno; para el almuerzo un sándwich de jamón y queso con una ensalada fría de pollo y una mandarina; para la comida un sándwich de atún con verdura cocida y un plátano; finalmente para cena pescado a la plancha con arroz cocido y una manzana.

 

 

Oprah Winfrey según Segundo Enfoque

 

 

Icono de la cultura norteamericana y una de las influencias más importantes de la industria audiovisual, Oprah promueve la alimentación balanceada. Su cena nunca varía: Sopa y ensalada.

 

 

 

La Roca (pasa todo el día comiendo)

 

 

Dwayne Johnson, mejor conocido como La Roca come siete comidas diarias, que contienen 5 mil 390 calorías. En su primer comida ingiere 300 gramos de pescado, dos huevos y dos tazas de avena. Después come 250 gramos de pescado y una taza de vegetales. En su tercer comida 350 gramos de pollo, dos tazas de arroz y una de vegetales.

Para su cuarta comida (otra vez) come 250 gramos de pescado, dos tazas de arroz y una taza de vegetales. En su quinta comida, 250 gramos de entrecot, 350 gramos de papa asada y ensalada de espinacas.

En su sexta comida 300 gramos de pescado, dos tazas de arroz y ensalada. Finalmente, para su última comida del día se come una tortilla con 10 claras de huevo, una taza de verduras y una cucharada de aceite de pescado y omega-3.

 

Michael Phelps (Ahora si viene lo bueno)

 

 

El famoso nadador estadounidense come nada más y nada menos que 12 mil calorías diarias. En el desayuno ingiere tres sándwiches de huevos fritos, con queso, tomate, lechuga, cebollas fritas y mayonesa; luego, tres panqueques con pedacitos de chocolate; una tortilla de cinco huevos, tres tostadas cubiertas en azúcar y un tazón de avena; todo eso, con dos tazas de café.

 

 

Para la comida medio kilo de pasta enriquecida; dos sándwiches de jamón y queso en pan blanco con mayonesa; para tomar, bebidas energizantes. Durante la cena otro medio kilo de pasta, una pizza grande y más bebidas energizantes.

 

Cristiano Ronaldo

 

 

El futbolista de la Juventus come hasta seis veces al día. Desayuno: Jamón y queso, y yogur bajo en grasa. Durante el día: Pan tostado con paltas. Así como frutas y jugos de fruta varias veces al día. Almuerzo: Pollo y ensalada o pescado, tal vez atún con ensalada, huevos y aceitunas. Cena: Carne o pescado.

 

 

Serena Williams

 

 

Serena Williams es una de las atletas más exitosas de todos los tiempos, ha sido # 1 en el mundo durante 319 semanas desde que alcanzó ese ranking en 2002. Muchos la consideran la mejor atleta femenina de la historia.

Serena Williams sigue una dieta vegana y no come azúcar.  En cambio, come muchas nueces, porotos, lentejas y quinoa germinada. Desayuno: Una taza de avena con frutillas, mandarinas y manteca de almendras en la parte superior. Almuerzo: Una ensalada con lechuga, espinacas, mandarinas, tomates cherry, jugo de lima, cebolla, pan de pita tostado y almendras en rodajas.

 

 

Durante el día: Una rebanada de pan sin gluten tostado con mantequilla de almendras y una bebida hecha de jugo de limón, té verde matcha y canela. Cena: Una taza de arroz integral con semillas de cáñamo y chía, junto con una ensalada con verduras frescas.

Sin embargo, cuando Serena está tomando un descanso del tenis, se sabe que disfruta de favoritos como tacos, pollo frito, beignets, pizza y papas fritas.

 

 

Tom Brady

 

 

Tom Brady es posiblemente el mejor jugador de fútbol americano que jamás haya existido. El jugador de 41 años todavía está en la cima de su juego. Sigue una dieta muy estricta. Y hasta escribió un libro sobre ella. Desayuno: Un batido con arándanos, plátanos, nueces y semillas. Después de su primer entrenamiento: Un batido con una cucharada de proteína en polvo, leche de almendras y electrolitos. Almuerzo: Un trozo de pescado, rodeado de muchas verduras. Durante el día: Una barra de proteínas, fruta (como uvas, plátano o manzana), papas fritas y guacamole, hummus o vegetales crudos. Cena: Muchas verduras, como repollitos de Bruselas, batatas, hojas de diente de león, brócoli, zanahorias, pepinos, judías verdes, calabacín, espinacas y col rizada.

 

 

Roger Federer

 

 

Roger Federer es considerado como el mejor tenista de todos los tiempos. Ha sido clasificado como el # 1 en el mundo por 310 semanas durante su carrera. Desayuno: Waffles caseros con jarabe de frambuesa, junto con un poco de cereal, un trago de vinagre, café y jugo recién exprimido. Antes de cada partido: Pasta con salsa ligera, una rutina que ha seguido durante 20 años. Cena: Le encantan las cocinas italiana, japonesa e india. Fondue y raclette (quesos derretidos) son sus platos favoritos en general. Los plátanos son su merienda favorita.

 

 

Pero Federer no toma su dieta demasiado en serio. Vive un estilo de vida saludable, pero disfruta de una variedad de alimentos y considera que comer es parte del placer de la vida. Ha confesado que le gusta el helado y el chocolate.

 

 

Usain Bolt

 

 

Usain Bolt es llamado “El hombre más rápido”, y es considerado el mejor velocista de todos los tiempos, dominando el deporte durante 3 Juegos Olímpicos consecutivos. Bolt no fue especialmente disciplinado con su dieta durante sus años más jóvenes. De hecho, la leyenda dice que consumió 1000 nuggets de pollo mientras estaba en Beijing para los Juegos Olímpicos de verano de 2008. Pero después cambió a una dieta más saludable: Desayuno: Un emparedado de huevo. Después de entrenar: Pasta con carne en conserva. Durante el día: Mangos, piñas y manzanas. Cena: Muchas verduras, batata, el pollo asado o las albóndigas jamaicanas.

 

 

 

Emilio R. Moya

 

Fuentes: holadoctor.com, BBC.com, entrepreneur.com, y una docena de “revistas del corazón”

 

 

Oscar Tarrío

Director Periodístico Chefs 4 Estaciones en Chefs 4 Estaciones / Ex Editorial Diario La Capital

2 Comentarios

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

NODO norte

Un suplemento del Diario La Capital