BLANCOS, VERDES O MORADOS…

SON TAN RICOS LOS ESPÁRRAGOS

 

Los espárragos son un vegetal nativo del Mediterráneo. Son tallos jóvenes y tiernos de la esparraguera, planta de la familia de las Liliáceas, a la cual también pertenecen las cebollas y los puerros. Pueden consumirse en cualquier época del año, aunque es en primavera cuando están en su apogeo. Tienen una variedad de colores que incluyen, blanco, verde, rosado, y morado.

En todos los supermercados y comercios de alimentación podemos encontrar que en la sección de conservas hay latas y tarros de espárragos de todos los tamaños y grosores, siendo la mayoría de esos envases de la variedad de espárragos blancos y en menor cantidad de los verdes.

 

 

Pero ocurre lo contrario cuando vamos a la sección de verduras y podemos observar que el color que predomina en los expositores de espárragos es el verde (aquí también podemos encontrar en algunas ocasiones la variedad silvestre conocida como ‘trigueros’) pero sin embargo apenas hay espárragos blancos frescos (últimamente ya es un poco más frecuente encontrarlos debido a que se han puesto de moda gracias a los programas y concursos de cocina que se emiten en televisión).

 

 

Sin tener en cuenta los trigueros (que crecen de forma silvestre), el hecho de que haya espárragos blancos y verdes no es porque sean de diferentes variedades o broten en diferentes plantas, todo lo contrario.

 

 

Ambos son el mismo producto pero en diferentes etapas de recolección.

 

 

El espárrago blanco es el tallo que ha crecido dentro de la tierra y todavía no ha brotado hacia el exterior (brote joven).

Por el contrario, se convierte en esparrago verde cuando ya ha salido hacia afuera y ha estado expuesto al sol (proceso clorofílico o fotosíntesis) motivo por el cual adquiere este color.

 

Esta es la diferencia que existe entre un espárrago blanco y otro verde en cuanto al color. Nutricionalmente son prácticamente iguales, aunque el sabor de los verdes es algo más intenso y el de los blancos más suave. En cuanto al precio, suelen ser algo más caros los espárragos blancos (en algunos casos hasta el doble) debido a que su producción es más limitada y su recolección más dificultosa al encontrarse enterrados (todo lo contrario ocurre con los envasados, en los que los verses son más caros al ser menor la producción en conserva).

 

Cabe destacar que existe otra variedad (menos común o popular) que es la del ‘espárrago morado’. Tienen un sabor algo más dulce y afrutado que los verdes y los blancos y su textura es crujiente, pudiéndose comer incluso crudos. Su característico color se lo debe a la ‘antocianina’, un pigmento presente en aquellas frutas y verduras que tienen ese color (grosella, frambuesa, uva, arándano, cereza, remolacha, berenjena…).

 

 

PROPIEDADES NUTRICIONALES DE LOS ESPÁRRAGOS

  1. El aminoácido asparagina recibe su nombre del espárrago, al ser rico en este compuesto. Contiene fibra, calcio, fósforo, hierro, vitamina A, B1,  B2, C, así como ácido fólico y ascórbico.
  2. Su bajo aporte calórico permite que puedan ser incorporados fácilmente en los planes de alimentación restrictivos o pensados para reducción de peso, ya que 6 piezas aportan en promedio 22 kcal.

BENEFICIOS DE LOS ESPÁRRAGOS A TU SALUD

  1. Contribuyen a una adecuada circulación sanguínea.
  2. Evitan el estreñimiento, mejorando el tránsito intestinal, debido a su gran cantidad de fibra.
  3. Reducen la síntesis de radicales libres y protegen al sistema inmune.
  4. Tiene agentes diuréticos muy benéficos para la hipertensión, la retención de líquidos, las enfermedades de vejiga, y la diabetes.
  5. Sus vitaminas del complejo B ayudan a mantener relajado el sistema nervioso.

BENEFICIOS DE LOS ESPÁRRAGOS A TU BELLEZA

  1. Ayudan a prevenir el envejecimiento prematuro de la piel y contribuyen a la renovación cutánea, pues brindan una textura suave y tersa.
  2. El poder antioxidante de la vitamina A es un gran aliado para proteger a tu piel de los daños solares y a luchar contra el acné, ya que esta vitamina disminuye la producción de sebo en los poros.
  3. En cuanto al cabello, puede usarse para combatir su caída, pues mantiene sanos los folículos pilosos.

 

Espárragos salteados con Champiñones y Parmesano

 

INGREDIENTES

1 manojo de espárragos
4 cdas. de aceite de oliva
2 tazas de champiñones troceados
1 cda. de manteca
½ taza de queso parmesano

INSTRUCCIONES
Sella los espárragos en una sartén muy caliente con dos cucharadas de aceite de oliva.
En otra sartén, sella los champiñones con el resto del aceite y la manteca. No los muevas mucho para que se doren bien y no se desjuguen; salpimienta.
Emplata los champiñones sobre los espárragos, espolvorea el queso parmesano para terminar y sirve.

 

Espárragos Gratinados

 

 

INGREDIENTES

1 Manojo de Espárragos
1 taza Queso rallado
1 cucharada Aceite de Oliva
½ taza Agua
Sal
Orégano

INSTRUCCIONES

Quítale la parte de abajo de los espárragos (donde parten fácil)
En un sartén agrega media taza de agua, los espárragos y deja cocinar por 6 minutos.
Retira los espárragos, sécalos y colocalos en una asadera para horno.
Esparce el aceite de oliva y la sal.
Agrega el queso y el orégano.
Lleva al horno a 200°C durante 8 minutos o hasta que veas el queso dorado.
Rollitos de pollo con espárragos verdes

 

INGREDIENTES:

Filetes de pechuga de pollo
Espárragos verdes
Papa
Sal y pimienta

INSTRUCCIONES:

Cortamos la papa en lonchas finas y las colocamos sobre papel de horno bien separadas (Haremos unos chips sobre los que irán los rollitos).
Precalentamos el horno a 180º y cuando esté listo metemos las papas hasta que estén doraditas.
Mientras, cortamos una cebolla en juliana y salpimentamos los filetes de pechuga de pollo y enrollamos dos o tres espárragos por cada filete.

Distribuímos la cebolla en una fuente de horno y sobre ésta, colocamos los rollitos.
Introducimos en el horno a altura media, si las papas ya están listas, sacar la bandeja y dejar que se enfríen un poco (de esta manera se endurecerán hasta que las emplatemos).
Vamos comprobando que los rollitos se van cocinando y cuando estén los sacamos para emplatarlos sobre la “cama” de chips.
Añadimos por encima la cebolla con el jugo que han soltado los rollitos y servimos bien caliente.
(Opcional: En el último momento de horno, se les puede añadir un poco de miel por encima para que caramelice con el grill, aunque si no te gusta el dulce siempre puedes recurrir a un poco de salsa chimichurri o barbacoa)

Emilio R. Moya

Fuentes: Cómida Fácil, Vía Orgánica, OHMYDISH, Cócina Fácil Mx, Nutrave
Oscar Tarrío

Director Periodístico Chefs 4 Estaciones en Chefs 4 Estaciones / Editorial Diario La Capital

2 Comentarios

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

Un suplemento del Diario La Capital