¡VIVA LA OKTOBERFEST!

AUNQUE ESTE AÑO NO SE CELEBRE

Alemania canceló el Oktoberfest 2020 ante el riesgo por la pandemia del coronavirus o COVID-19. El evento estaba programado del 19 de septiembre al 19 de octubre en la ciudad de Múnich.

“El riesgo es sencillamente demasiado grande, no se puede trabajar con distanciamiento y mascarillas en el prado, simplemente no funciona”, dijo el jefe del Gobierno de Baviera, Markus Söder, en una comparecencia ante la prensa, al referirse al recinto donde se celebra la fiesta, el “Theresienwiese” (Prado de Teresa).

Celebrar una versión reducida de la “Oktoberfest” como alternativa, “no tiene sentido”, por lo que “lamentablemente, 2020 será un año sin ‘Wiesn’ (apócope de Theresienwiese)”, dijo.

 

Aseguró que tanto él como el alcalde de Múnich, Dieter Reiter, son “de por sí los mayores fans” de la que calificó la “fiesta más significativa e importante del mundo”.

Advirtió, no obstante, que en tiempos de pandemia “hay que tener mucho cuidad con las fiestas” al recordar que la estación austríaca de Ischgl, así como el carnaval en el distrito de Heinsberg, en el estado federado alemán de Renania del Norte-Westfalia, resultaron ser puntos centrales de contagio debido a la gran afluencia.

“Vivimos en otros tiempos, y vivir con el coronavirus significa también vivir con cuidado”, agregó.

 

“Todos echarán de menos la fiesta, también en lo que respecta a su bolsillo”, dijo en alusión a los negocios que este año sufrirán la ausencia de los alrededor de seis millones de visitantes que cada año acuden a Múnich por esas fechas.

Recordó que un 70 % de los visitantes provienen de Baviera y que el 30 % restante, unos dos millones de personas, acuden del extranjero a esta “fiesta central y evento culminante del año”.

“Pero en estos tiempos sencillamente no se pueden celebrar fiestas populares”, lamentó, y expresó su esperanza de recuperar el año que viene la “Oktoberfest”, de manera “más alegre e intensiva” si cabe.

 

 

La Oktoberfest comenzó con la celebración  del matrimonio de Luis I de Baviera y Teresa de Teresa de Sajonia-Hildburghausen en 1810, para lo cual se eligió una pradera cercana a la muralla de Múnich. Desde entonces la Oktoberfest se celebra en ese lugar y se le conoce comúnmente como Theresienwiese, nombre atribuido en honor a la princesa.

Sin embargo, fue en 1887 cuando los propietarios de las cervecerías de la ciudad alemana, los Wirte, decidieron reunirse en esta pradera para celebrar el festejo. Es entonces cuando se establece que la celebración comienza con la llegada de los Wiesnwirte y los feriantes. Hoy en día, es el alcalde quien da comienzo a la fiesta, seguido por desfiles, bandas de música y muchos más eventos.

 

 

A las 12 de la noche, el alcalde de la ciudad destapa un barril de cerveza y doce cañonazos anuncian la inauguración de la fiesta. Después, tiene lugar un desfile con los trajes regionales de Alemania y Europa, que se celebra desde 1950 y que nutre de color, tradición y cultura la ciudad de Múnich, y que congrega a más de 8.000 personas a lo largo de su recorrido, entre el Palacio Maximilianeum hasta el Theresienwiese, unos siete kilómetros.

 

Además, durante la celebración de la Oktoberfest tienen lugar conciertos, almuerzos y muchos otros eventos en el recinto donde se sitúan las gigantescas carpas de cada cervecería de la ciudad, en las que se puede degustar esta bebida sentándose en las largas mesas de madera, tan típicas en Alemania.

 

 

Hacker

Una de las más grandes de la Oktoberfest que cuenta con bandas de rock, en lugar de la música tradicional. Esta carpa es conocida como “el Cielo de los Bávaros” ya que el techo simula un cielo con nubes.

Schottenhammel

La carpa más antigua del Oktoberfest y también es la más grande. Es donde el alcalde de Múnich anuncia el inicio del festival.

 

 

Hofbräu Festzelt

Es una de las carpas más grandes de la Oktoberfest y cuenta con su propia cerveza. Es un lugar muy popular entre los turistas.
Augustiner

Para muchos, la mejor carpa debido a que venden su cerveza local favorita, la Augustiner. Es una carpa con un ambiente muy relajado donde acuden las familias.

Käfer’s Wies’n-Schänke

Una pequeña carpa muy frecuentada por celebridades donde se sirve comida gourmet. Allí encontramos un ambiente mucho menos ruidoso que en otras carpas.

 

Bräurosl

En esta carpa es posible disfrutar de bandas bávaras de origen folclórico mientras disfrutamos de una cerveza.

Weinzelt

Mucho menos concurrida, aquí podemos encontrar otras bebidas, como vino y champán, así como bocadillos y comida menos tradicional.

Löwenbräu

Un león de más de cuatro metros preside la entrada de la carpa. Cada cinco minutos, suelta un rugido y toma un sorbo de cerveza. Dentro, puedes encontrar a jugadores y seguidores del equipo local de fútbol.

 

Fischer Vroni

Tal y como se puede deducir de su nombre, en esta carpa puedes degustar deliciosos platos a base de pescado.

Ochsenbraterei

En la entrada verás un buey asado girando lentamente, algo que te hará sospechar de lo que puedes encontrar en esta carpa: Un menú con un montón de especialidades elaboradas a base de carne de buey. ¡Ñam!

Armbrustschützen 

Esta carpa de la cerveza se traduce como “tienda de campaña de los tiradores de ballesta“, ya que desde 1895 se realiza un concurso muy popular. Aunque también puedes disfrutar de buena música y comida tradicional.

 

 

Winzerer

Frecuentada por las celebridades por su ambiente relajado. Su exquisita decoración con motivos tradicionales bávaros hace que sea una de las carpas en la que los visitantes siempre paran.

 

Marstall

Es la carpa más reciente del Oktoberfest. Destaca por su decoración basada en el mundo del caballo, ya que su nombre proviene del de la Real Escuela de Equitación.

 

Schützen

El grupo musical Niederalmer ameniza esta carpa famosa por su cochinillo en salsa de cerveza con guarnición de patatas y ensalada.

 

Emilio R. Moya

Fuentes: Deustche Welle, La Vanguardia de Barcelona, AP. , LA TRIBUNERA
Oscar Tarrío

Director Periodístico Chefs 4 Estaciones en Chefs 4 Estaciones / Ex Editorial Diario La Capital

Sin comentarios aún

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

Un suplemento del Diario La Capital