MARCHANDO, UNA DE PIRATAS

QUESOS MARINADOS

 

 

 

La primera definición que da de este término la Real Academia Española es “dar cierta sazón al pescado para conservarlo”; “conservar en crudo ciertos alimentos, especialmente pescado, con adobo de vino, vinagre, hierbas, especies, etc. a fin de que se ablanden y adquieran aroma”, “`poner marineros del buque apresador en el apresado” y “tripular de nuevo un buque”. Las dos últimas definiciones están directamente relacionadas con el origen de esta palabra. Las dos primeras, en cambio, son de uso culinario, y su utilización se debe a la semejanza entre sumergir los alimentos en un líquido con quienes tripulan un barco en el mar para capturar otro. O sea: los piratas

La palabra “marinar” proviene del latín marinus, marina, marinum cuyo significado es marino, y de mar, un adjetivo derivado de mare, maris “mar”. A partir del a partir del cual se forma el verbo en español, conservando la raíz marin- a la que se le agregado el sufijo –ar.

Originalmente concebida para conservar alimentos, esta técnica culinaria hace rato que se utiliza para saborizar, mejorar sus propiedades organolépticas u obtener sub-productos como aceites especiados.

El queso es uno de esos alimentos que se lleva muy bien con el marinado. Y un protagonista de nuestras picadas más memorables. Te proponemos hoy varias opciones para preparar este otoño y lucirte con tu burbuja, con tu familia o simplemente con Vos mismo.

 

CÓMO PREPARAR UN QUESO MARINADO

 

 

Preparar este queso es ideal para disfrutar de una picada previa a una comida, colocar sobre una tostada o agregar a una ensalada para darle un extra de sabor muy particular. Lo ideal es utilizar un queso sabroso o de pasta dura o semi-dura, un buen aceite de oliva también es esencial y luego las especias y hierbas son completamente a gusto.

 

 

 

¿QUÉ ESPECIAS O HIERBAS UTILIZAR PARA MARINAR QUESO?

 

 

Aquí te mostramos tres posibles variantes:

Pimienta en grano y Romero

Ají Molido y Laurel

Dientes de Ajo y Orégano Fresco

Pero hay infinitas…

 

 

 

PROCEDIMIENTO

Cortar el queso en cubos y reservar.

 

 

En esta ocasión utilizamos Queso Feta, pero se puede utilizar otro queso a gusto. Es importante que sea un queso de pasta dura o semi-dura, puede ser Sardo, Parmesano, Pategrás o tipo Holandés.

Disponer uno o más frascos de vidrio con tapa, previamente esterilizados.

 

 

Verter un poco de aceite de oliva y comenzar a intercalar capas de queso, especias y aceite hasta llenar el frasco. Luego cubrir por completo con aceite.

 

 

Cerrar el frasco y refrigerar durante 3 horas para marinar y que el queso logre absorber los sabores. Se puede utilizar en el momento o conservar por un período largo.

 

¿CÓMO CONSUMIR EL QUESO MARINADO?

 

 

Es ideal para colocar en ensaladas, aportan un gran sabor. También se pueden comer sobre panes, enteros o picados. Y por último de la manera que más los consumimos en casa. Los comemos directamente acompañados de algún fiambre y aceitunas, en una picada, junto a un rico vino o cerveza.

 

QUESO DE CABRA MARINADO

 

 

INGREDIENTES

300 gr de queso de cabra

Una rama de tomillo o romero fresco

Unas hojas de albahaca

Tomates secos

Pimienta rosa o negra en granos o molida

1 punta de cayena si te gusta picante

1 punta de ajo entero sin el germen central

Un buen aceite de oliva

Un tarro de cristal con cierre hermético

 

ELABORACIÓN

Cortamos el queso en dados a nuestro gusto.  Lo colocamos en un bote de cristal o un buen hermético que tenga bastante fondo.

Añadimos los tomates troceados, las hierbas picadas, las especias y en general todos los ingredientes que hayamos elegido. Cubrimos con el aceite, tapamos bien y conservamos en un lugar fresco y seco durante un mínimo de 24 horas antes de servir.

 

QUESO DE CABRA

 

 

El queso de cabra se ha elaborado durante miles de años y probablemente haya sido uno de los productos lácteos más antiguos. En la forma más simple, el queso de cabra se elabora dejando que la leche cruda se cuaje de forma natural, y luego drene y presione la cuajada. Otras técnicas usan un ácido (como vinagre o jugo de limón) o cuajo para coagular la leche.

Los quesos de cabra suave se preparan en cocinas de todo el mundo, y los cocineros cuelgan paquetes de estopilla con cuajada en la cocina caliente durante varios días para drenar y curar. Si el queso se va a añejar, a menudo se salteará para formar una cáscara, y luego se almacenará en una cueva fría de queso durante varios meses para que se cure.

 

 

SARDO ALIÑADO CASI EN SECO

 

 

INGREDIENTES

250 g de queso sardo poco estacionado

½ taza de tomate picado en cubos

½ taza de cebolla en juliana

2 cucharadas de aceite de oliva virgen extra

1 cucharadita de albahaca seca

½ cucharadita de sal

½ cucharadita de pimienta

PREPARACIÓN

Cortar el queso en cubos pequeños de 1 cm aproximadamente.

Añadir en un recipiente el tomate, la cebolla, el aceite de oliva, la albahaca, la sal y la pimienta.

Mezclar los ingredientes dejando reposar al menos unos 5 minutos

Rectificar sal y pimienta antes de servir, para conseguir que el queso tome todo el sabor posible.

Espolvorear con un poco más de albahaca para decorar y servir.

 

QUESO SARDO

 

 

Sardo es un queso duro y rallado de leche de vaca que es similar al Pecorino Romano, aunque este último está hecho de queso de oveja y es más afilado. Sardo proviene de Argentina y Egipto, y no debe confundirse con Pecorino Sardo, otro queso de oveja italiano.

El sardo se coagula tradicionalmente con cuajo animal, que es el revestimiento interno del cuarto estómago de los terneros y otros rumiantes jóvenes. Por lo tanto, no es un queso vegetariano. Su sabor es suave, pero rico y ligeramente salado. Es de color blanco amarillento y se vende en bloques de aproximadamente de 3 kg. Es una buena opción para quesos de aperitivo o para cocinar.

 

 

ACEITUNAS Y QUESO ALIÑADO

 

 

INGREDIENTES:

400 gr de aceitunas

200 gr de queso feta

5 dientes de ajo

3 hojas de laurel

3 gr de orégano picado

1/2 l de aceite de oliva

 

 

PREPARACIÓN

 

Para obtener queso y aceitunas aliñadas caseras estupendos debemos empezar por escurrirlas y dejarlas reposar durante un mínimo de 2 horas. Así nos aseguramos de que pierdan el líquido y absorban mejor el aroma del aliño que vamos a crear.

Pasado ese tiempo mezclamos el queso feta (aunque puede ser cualquier otro queso, preferiblemente tierno, ya que absorbe mejor el sabor) y las aceitunas con los dientes de ajo pelados y partidos por la mitad (ya que así sueltan más sabor), las hojas de laurel y el orégano picado en una fuente. Si quieres puedes añadirle también guindillas o granos de pimienta negra para darle un toque picante al aliño. Y, por supuesto, cualquier otra hierba aromática que te guste: tomillo, romero, albahaca, etc.

Después introducimos los ingredientes en un envase de cristal y rellenamos con aceite de oliva (el mejor que podamos encontrar, ya que el sabor de nuestro aliño dependerá en gran parte de él) hasta el tope. En ningún caso esto es desperdiciar el aceite, ya que le va a dar un sabor increíble tanto a las aceitunas como al queso. Además, una vez que hayas consumido las aceitunas podemos reutilizarlo para más aliños, o mejor aún, para crear sabrosas ensaladas.

Y ahora el paso más difícil: esperar 1 mes para que esta mezcla macere a temperatura ambiente. Antes de poder servirlo en su punto justo.

 

QUESO FETA

 

 

Feta es un queso envejecido, comúnmente producido en bloques, y tiene una textura ligeramente granulada. Se utiliza como queso de mesa, así como en ensaladas, pasteles y en repostería.

El feta se sala y se cura en una solución de salmuera (a base de agua o suero de leche) durante varios meses. El queso feta se seca rápidamente cuando se retira de la salmuera. El queso feta es blanco, generalmente se forma en tortas cuadradas, y puede variar de suave a semiduro, con un sabor ácido y salado que puede variar de leve a fuerte. El queso curado se desmorona fácilmente. Su contenido de grasa puede variar entre 30 y 60 por ciento; la mayoría es alrededor del 45 por ciento de grasa láctea.

 

 

 

MOZZARELLA CON HIERBAS Y ESPECIAS

 

 

INGREDIENTES

Queso mozzarela

Una o dos hojas de laurel

Orégano

Todas la especies que te gusten. Trata de no colocar especies que suelten color. Ya que la idea es que se siga viendo blanco pero con buen sabor.

Aceite de oliva extra virgen

Romero

Tomillo

 

PREPARACIÓN

Echar el queso cortado dentro del frasco esterilizado

 

Ya una vez echado el queso en tu envase agregaras el aceite extra virgen. Tiene que cubrir todo el queso completo para que pueda tomar mejor sabor.

 

Luego agregaras tus especias y hierba, lo taparas  bien y lo llevaras a refrigerar durante 1 mes o 2 meses. Y si ya ha pasado el tiempo podrás disfrutar de tu deliciosa mozzarella saborizada.

 

 

QUESO MOZZARELLA

 

 

El queso mozzarella es un queso cuajada rebanable originario de Italia. El queso mozzarella tradicional está hecho de leche de búfalos de agua en muy pocos países como Italia y Bulgaria. Como resultado, la mayoría de los quesos mozzarella disponibles ahora están hechos de leche de vaca.

Un producto alimenticio de especialidad italiana garantizada (TSG), el queso mozzarella no se añeja como la mayoría de los quesos. Se come fresco y pocas horas después de que se ha hecho.

La mozzarella di bufala, también conocida como ‘mozzarella de búfala’, está hecha de leche de búfalo de agua purificada. La mozzarella Fior di Latte se produce a partir de leche de vaca fresca, pasteurizada o no pasteurizada, mientras que la mozzarella baja en humedad se elabora con leche entera o parcialmente descremada. Y por último, pero no menos importante, Mozzarella affumicata es una variedad ahumada de mozzarella.

 

 

 

Emilio R. Moya

 

Fuentes: divinacocina.es, cuk-it.com, recetavenezolana.com, gourmetlikeme.com, cocinaconpoco.com
Oscar Tarrío

Director Periodístico Chefs 4 Estaciones en Chefs 4 Estaciones / Ex Editorial Diario La Capital

Sin comentarios aún

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

NODO norte

Un suplemento del Diario La Capital