ENTRE LA PAMPA Y LOS ANDES

ENTRE LA MANSEDUMBRE Y LA BRAVURA

 

Si algo nos alegra en estos tiempos, es la aparición de emprendedores que se animen a presentar nuevas etiquetas. A creer en sus sueños y a apostar por ellos. Este es el caso de Martín Bergia, creador del Gin “Entre Perro y Lobo”, una bocanada de aire fresco en el mercado de los destilados. La bebida fue desarrollada por él, historiador aficionado a la cocina y a la destilación, curioso de los vinos y de las bebidas espirituosas.

 

OLGA OROZCO

 

El nombre del producto fue tomado de un Poema de Olga Orozco, poetisa surrealista pampeana de la Década del 40’, que expresa la dicotomía que habita al ser humano: la coexistencia “de una cara labrada desde el fondo por los colmillos de la furia a solas, y otra que se disuelve entre la niebla de las grandes manadas”. Nunca sabremos quién vence en nosotros ¿Quién es el amo aquí? Vivimos entre la mansedumbre y la bravura.

 

ENTRE PERRO Y LOBO

 

El gin también  expresa el terruño pampeano, aromas y sabores que imprimen la encantadora esencia de la indómita región de la Caldenia, lo agreste de los médanos de Toay, del desierto pampeano y de la Patagonia, mixturados cuidadosamente con botánicos de Europa y Asia. El resultado es una alquimia de perfumes. Tras un esmerado proceso small batch, se rescata la tradición de destiladoras de la provincia de Mendoza, que da como producto final un gin sofisticado en el que se combinan armónicamente sobre una base herbal, notas cítricas y picantes con toques dulces.

 

UN DESARROLLO ARTESANAL

 

MARTÍN BERGIA

 

La bebida fue desarrollada por Martín y luego para mantener la calidad y el estándar necesario trabaja a fason (del galicismo”a façon”), en la destilería Tapaus, de la familia Millán, para hacer su propia elaboración.  En Argentina y en Uruguay es común utilizar esta expresión ​ para indicar la manufactura por pedido de un tercero, dueño de los insumos o los medios necesarios para la elaboración de un producto

 

El gin se obtiene a partir de una única infusión en frío de catorce botánicos seleccionados, macerados en una solución de agua de ósmosis y alcohol de cereal de buen gusto, con tres destilaciones previas al paso por alambique. El método de destilación es íntegramente small batch en alambique pot still de cobre de la marca alemana Carl que asegura la mejor destilación.

 

El destilado tiene una graduación alcohólica de 45,6% Alc. / vol (algo poco común en los gin nacionales)  sin azúcar y es sin filtrado posterior para conservar la totalidad de la carga aromática y de sabor.

 

NOTAS DE CATA  QUE CAPTAN LO DUAL

 

MELANIE ARIAS BARTENDE EMBAJADORA

 

En nariz presenta un aroma cítrico y un tanto herbal que al abrirse destaca con notas a pimienta y manteca. En boca tiene una entrada muy suave y delicada, cítrico y herbal  con un toque de picante muy sofisticado, redondo, con un final sutilmente dulce y mantecoso que hace como si el alcohol estuviera ausente.

 

El aroma y sabor quiso también representar a la dualidad de entre Perro y  Lobo entrada amable, con un posterior picante herbal del lobo y una síntesis de la dicotomía con un sabor untuoso y mantecoso que se lo da el botánico estrella: la chaucha de caldén de la Caldenia Pampeana.

 

“Otro punto destacado, señala Martín,  es que usamos enebro de Bulgaria para tener las notas características  del gin pero sin ese sabor resinoso del enebro nacional que es utilizado generalmente.

 

EL DISEÑO DE MARCA

 

“Cuidamos mucho su imagen y etiqueta que destaca entre los spirits nacionales por su efecto glow in the dark  que hace que en la oscuridad sus relieves tomen tonos fluorescentes tras ser expuestos a la luz. Además tiene muchos recursos más que verás en detalle: troquelado especial, hot-stamping, serigrafía, impresión off set digital etc… Por último el tapón es de madera con relieve pintado”.

 

“El diseño general es del estudio “La Compañía” de Agustina Romero y Julia Cavecedo Garcia, con la Ilustración de Franco Luna. La fotografía es del Estudio Sena y Asociados.

 

MELANIE ARIAS

 

Estamos terminando de cerrar la web y el e-commerce que tendrá la coctelería de la embajadora de marca, Melanie Arias; jefa de barra de la Gintoneria de Alejandro Vigil”.

 

LA ESENCIA DE UN GIN

 

Nadie mejor que un historiador apasionado y un pequeño alambique traído de Europa para intentar captar la esencia de un Gin. Conocedor de una historia que se remonta a la Holanda medieval, a la Inglaterra de Enrique V y a la Francia de la Guerra de los Cien Años, del mismo modo que Rembrandt supo captar en sus claro oscuros las contradicciones de la existencia humana, así emprendió Martín su aventura.

 

Buscando como un alquimista lo que hace que un gin sea un Gin. Ese espíritu esquivo y a la vez fascinante que dota de personalidad a algunas contadas marcas y de “no está mal” a otras. Dando cada paso a su tiempo. Armando un equipo. Seleccionando lo mejor de “cada casa” para cada uno de los aspectos que debe cuidarse en un lanzamiento. Incluyendo los distribuidores. Cosa que nos consta personalmente, ya que en nuestra ciudad lo representa, y muy bien, Leonardo Gattelet. Ex Hooker y entrenador de Atlético del Rosario, selecto miembro del Club de los Primera Línea, gran conocedor de vinos y destilados y mejor persona.

 

Y la producción, Cuatro mil botellas, un número que asegura una calidad Premium controlada. En estos tiempos de pandemia y de vacas flacas. Dónde no existen pautas de por medio, existe al menos un lujo que podemos darnos con Oscar. Celebrar a los que siguen apostando por los sueños. A los jóvenes como Martín, que con 37 años lejos de quedarse en la comodidad de su cátedra, emprende, genera trabajo y trabaja él mismo para lograr esa “areté”, esa excelencia en lo que le es propio, para su gin.

 

Emilio Moya & Oscar Tarrío

Oscar Tarrío

Director Periodístico Chefs 4 Estaciones en Chefs 4 Estaciones / Ex Editorial Diario La Capital

1 Comentario

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

NODO norte

Un suplemento del Diario La Capital