UN MENÚ DORADO

COCINA REGIONAL  MODERNA, EN UN ENTORNO PRIVILEGIADO

 

 

Rosell Boher Lodge ganó el premio ORO en la categoría global de las Great Wine Capitals, lo que lo posiciona como el mejor restaurante de bodega a nivel mundial.

Su  cocina está basada en un concepto sustentable de ingredientes naturales de estación, fusionados con lo mejor de Mendoza, Capital Internacional del Vino. El último ganador del Premio al Mejor restaurante de bodega del Mundo, presenta su renovada propuesta de Menú Maridaje de Siete Momentos, acompañado exclusivamente de los prestigiosos espumantes de su Bodega.

El Restaurante y su  nuevo menú

 

 

La nueva carta se sustenta tanto en los productos locales como de estación y procura respetar al máximo el concepto de Kilómetro Cero (en este caso aplicado a toda la provincia de Mendoza).

 

 

 

 

Como señala su Chef  Lucas Olcese:

“Utilizamos los mejores ingredientes y conceptos regionales, fusionando técnicas tradicionales con modernas, en un ambiente cálido y acogedor rodeado de asombrosos paisajes de montaña. Elaboramos platos con materias primas que varían de acuerdo a las temporadas, generando una cocina estacional. Nos gusta conocer la procedencia de todos nuestros ingredientes y trabajamos para que la mayor parte de ellos provenga de productores de la zona, acortando las distancias de traslado, y generando un concepto gastronómico colaborativo.

La cultura gastronómica local se entrelaza con el territorio del que nacen sus vinos, dando por resultado experiencias armónicas de perfumes, paletas de colores, sabores y creatividad excepcional.

Buscamos transmitir el alma de Cavas Rosell Boher y Rosell Boher Lodge a nuestras propuestas gastronómicas, en las que cada experiencia está pensada para acompañar nuestros vinos y espumantes”.

La nueva carta fue elaborada de manera grupal por todo el equipo de cocina ganador del Premio 2020, que lidera el chef Lucas Olcese.

 

 

 

 

Distribuida en siete pasos acompañados por diferentes espumantes, la propuesta ya puede disfrutarse en el lodge ubicado 45 kilómetros de la Ciudad de Mendoza, que cuenta además con un Guest-House con 3 amplias habitaciones de lujo y 11 Villas Privadas con jacuzzi y fogón en sus terrazas.

 

El menú y sus Siete Momentos:

 

 

 

 

Momento I

 

 

 

Rosell Boher Encarnación.

ALGARROBA + ALMENDRAS + PHYSALIS (Huerta).

 

Momento II

 

 

 

Casa Boher Extra Brut.

ZUCCHINI + MELON (Lavalle) + PAICO (Huerta).

 

Momento III

 

 

 

Rosell Boher Rosé.

TRUCHA (Los Arboles, Tunuyán) + TOMATES ORGÁNICOS (Huerta).

 

Momento IV

 

 

Rosell Boher Grande Cuvée.

CHIVO (Malargüe) + AJO NEGRO.

 

Momento V

 

 

 

Rosell Boher Grande Cuvée.

CORDERO (El Chilcal, Lavalle) + CIRUELAS (Alto Agrelo, Luján de Cuyo).

 

Momento VI

SANDIA + OLIVA (Olivares del Lodge) + ALBAHACA.

 

Momento VII

 

 

 

Rosell Boher Brut.

DURAZNOS + QUESO DE CABRA (Las Catitas, Santa Rosa) + NUECES.

 

La propuesta tiene un valor de $ 4.000 por persona e incluye servicio de agua y cafetería.

El staff de Rosell Boher Lodge está equipado, capacitado y certificado según las recomendaciones de las autoridades sanitarias. Los elementos de protección personal y la indumentaria son renovados a diario. Las materias primas son sanitizadas al ingresar al Lodge, que además ha obtenido el sello de garantía Safe Travel.

 

La Bodega

 

 

 

Cumplidos ya 20 años de su primera añada de espumantes y con 120 años de tradición. Todo comienza en 1999 cuando se recuperan las instalaciones de la bodega fundada a fines del Siglo XIX por Bernardo Martínez, abuelo de su enólogo, Alejandro Martínez Rosell.

Desde entonces, en Cavas Rosell Boher continúa la tradición francesa de Champagne, elaborando sus productos sólo a través del Método Champenoise, con el tiempo y la paciencia necesarios para obtener un resultado final de extrema calidad.

Desde un comienzo, la bodega produjo también vinos tranquilos, que han logrado posicionarse entre los más respetados del mercado. Además de la familia de los Casa Boher, hoy se destacan los Casa Boher Gran Corte, Gran Reserva y Gran Chardonnay.

 

Las Fincas

 

 

 

 

 

 

 

Su primera finca, Los Árboles, fue pionera en Valle de Uco, desde 1993. Se encuentra 1250 metros sobre el nivel del mar y desde los inicios de la bodega es la que provee una materia prima de excelencia.

La amplitud térmica y las características únicas de estas 90 hectáreas brindan uvas con aromas frutados, frescura y acidez. Para sus espumantes, utilizan uvas Chardonnay y Pinot Noir con más de 25 años de implantación, cultivados en una zona fría y de maduración lenta. La producción de estas viñas es limitada mediante la poda y el riego. Y de ella proviene además, el Malbec.

La más nueva de sus fincas, de 25.5 hectáreas, se encuentra en la zona de Alto Agrelo coronando Rosell Boher Lodge, a 1100 metros sobre el nivel del mar y frente al Cordón del Plata. De allí extraen Malbec y Cabernet Franc que, poco a poco se incorporan a  su línea de vinos tranquilos.

 

El equipo enológico

 

 

 

 

 

Alejandro Martínez Rosell es el enólogo principal, tuvo su primer empleo, tras recibirse de Ingeniero Agrónomo en su Mendoza natal en el rubro del agua mineral. Sin embargo el tiempo, sus orígenes y 40 cosechas sobre sus hombros lo llevarían a transformarse en uno de los más experimentados creadores de espumosos de la Argentina.

Se crió bajo los aleros de la bodega que supo construir su abuelo Bernardo hace 120 años y hoy alberga a Rosell Boher. Y es en esas cavas centenarias que Pepe encuentra su mayor inspiración a la hora de dar vida a sus obras, que nos llenan de orgullo y placer.

Los que conocen a ambos, dicen que Nicolás Calderón es el complemento ideal de nuestro primer enólogo. Desde 2015 cuando ingresó a la bodega desplegó sus conocimientos adquiridos tanto en la carrera de Enología, como en la experiencia adquirida tras su paso por Napa Valley y varias bodegas de nuestro país. A dúo dan vida a las verdaderas obras maestras de Cavas Rosell Boher.

Federico Martínez Biaiñ es mendocino, tiene 40 años y desde 2004, cuando se recibió de Ingeniero Agrónomo, está a cargo de los viñedos de Rosell Boher. Paralelamente tuvo experiencias laborales en Italia, Francia y España. Está casado con Cecilia y tienen dos hijos que aún no son parte de la industria del vino. Pero según la familia, es sólo por ahora.

Juntos conforman un equipo único, con la premisa de elaborar sólo productos de máxima calidad, con algún agregado de la magia que sólo ellos saben usar en la medida justa.

 

El Lodge

 

 

 

 

 

 

 

Rosell Boher Lodge es un maravilloso hotel boutique situado en el corazón de Alto Agrelo, rodeado de viñedos e inmejorables paisajes que invitan a vivir experiencias inolvidables al pie de la Cordillera de los Andes.

El complejo, ubicado a 45 km de la Ciudad de Mendoza, consta de un Guest-House con 3 amplias habitaciones de lujo, y 11 Villas privadas con jacuzzi y fogón en sus terrazas.

Con servicios de excelencia para hacer de su estadía una experiencia única, grandes ventanales, pérgolas y fogones invitan a la relajación y el encuentro. Interiores amplios y modernos con equipamientos de lujo propician el descanso, y una Cava propia permite descubrir la extensa carta de vinos especialmente seleccionada por nuestro Sommelier.

Además, el Lodge cuenta con una cava subterránea con capacidad para 25.000 botellas, única en emprendimientos de estas características. En ella se realizan distintas degustaciones tanto para huéspedes como para visitantes.

Rosell Boher Lodge ganó durante tres años el Premio Best Of Great Wine Capitals Mendoza en las categorías Alojamiento, Arquitectura y Gastronomía. En este último rubro obtuvo en 2020 el premio ORO al Mejor Restaurante de Bodega del Mundo.

 

Emilio R. Moya

 

Fuentes: rosellboher.com y Grupo NAAM ( Nuestros amigos y amigas mendocinos, que son muchos y muy buenos)
Oscar Tarrío

Director Periodístico Chefs 4 Estaciones en Chefs 4 Estaciones / Ex Editorial Diario La Capital

Sin comentarios aún

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

NODO norte

Un suplemento del Diario La Capital