THE WIZARD OF WINES

EL MAGO DE LOS VINOS

 

 

Para la mayoría de mortales, el nombre Robert Parker y sus puntos Parker quizás no suenen demasiado, pero para cualquier amante del vino y profesional del sector, su figura es toda una institución. Robert Parker es considerado el crítico de vino más influyente del mundo y un auténtico referente dentro de la industria vinícola. En 1975, Robert Parker, abogado de profesión, se percató de que en Estados Unidos no existía ninguna clasificación para orientar al consumidor a la hora de comprar vino.

 

 

Consciente de esta necesidad, Parker comenzó a escribir una guía sobre vinos con sus notas y puntuaciones personales. Años más tarde, esta guía acabo convirtiéndose en la revista “The Wine Advocate” (“El abogado del vino”), donde Robert Parker incluye críticas y notas de sus diferentes catas de vinos. Con el paso de los años, esta publicación se ha convertido en una auténtica Biblia para toda la industria mundial del vino.

 

LA IMPORTANCIA DEL AMOR

 

 

Robert Parker conoció a Pat en séptimo grado en Hereford Junior-Senior High School en Parkton. Tiene que agradecerle a ella por su descubrimiento del vino. Sus padres no bebían vino. Era un chico de campo que trabajaba en la granja lechera de sus abuelos y estaba enfocado en jugar fútbol y continuar su educación.

Entonces, llegó el amor. Para el noveno grado, él y Pat estaban tomados de la mano. En la universidad, eran inseparables, aunque él fue a la Universidad de Maryland, College Park, y ella asistió a Hood College en Frederick. Cuando Pat decidió tomar su tercer año en el extranjero en Francia, Parker la visitó y se conocieron en París. “Desde el primer día, ella dijo: ‘Vas a beber vino’, y eso es lo que hicimos”, dice. “En el transcurso de seis semanas, prácticamente bebimos vino todos los días”. No el gran Burdeos, Borgoñas o Champagnes que más tarde probaría, sino vino de mesa barato que le abrió el paladar por más. “Estaba fascinado con la bebida porque no se parecía a nada que hubiera probado”, dice. “Te dio una leve sensación de euforia y, al mismo tiempo, parecía funcionar con la comida, y siempre me encantó comer”.

 

 

Trajo su nueva apreciación del vino a la Universidad de Maryland, organizando un grupo de degustación de vinos para varios estudiantes. Juntarían sus recursos y comprarían vinos económicos, aprendiendo sobre las cosechas de los libros. Con el paso de los años, Parker y Pat continuaron viajando a Europa para degustar vinos, y él buscó catas de vino profesionales para desarrollar su paladar. Hoy se llaman cariñosamente “mamá” y “papá” como lo hacen las parejas después de casi 50 años de matrimonio. La pareja, que tiene 71 años, celebrará su aniversario de oro en julio del próximo año. Han tenido toda una vida hasta ahora, criaron a una hija, Maia, a quien adoptaron de Corea cuando tenía tres meses y ahora tiene 31, y viajaron juntos por el mundo.

 

LA FAMOSA COSECHA DE 1982

 

 

La cosecha de 1982 significó un antes y un después en la vida de Robert Parker. Aquel año, ninguno de los críticos de la época concedió muy buenas puntuaciones a esa añada. Nadie salvo un joven norteamericano que la puntuó como excelente. Ese muchacho era Robert Parker. El tiempo le acabó dando la razón y disparó la popularidad de su revista “The Wine Advocate”. Robert Parker se ha convertido desde entonces en un referente en su valoración de los vinos tanto para profesionales como para consumidores. Pero, ¿en qué consisten las puntuaciones de Robert Parker?

 

EL RÁNKING DE PUNTOS PARKER

 

 

Gracias a su popularidad, Robert Parker patentó su propio sistema de crítica para evaluar el nivel del vino: los famosos Puntos Parker, basados en una puntuación de 100. De esta forma, este crítico elabora sus prestigiosos rankings cada año con los mejores vinos del mundo. Parker clasifica el vino en una escala de 50 a 100 puntos. El sistema parte de 50 puntos y a partir de ahí se van sumando puntos en función del color y la apariencia, el aroma y el bouquet, el sabor y acabado y el potencial o nivel de calidad global, hasta llegar a un máximo de 100 puntos.

De esta forma, en el ranking final, los vinos que alcanzan de 90 a 100 puntos Parker se califican con un sobresaliente en la lista de vinos Robert Parker. Los vinos con una puntuación entre 85 y 90 puntos Parker son calificados con notable alto, mientras que entre 80 y 84 puntos Parker con notable bajo.

 

ÚNICO EN SU TIPO

 

 

En el mundo del vino, Robert Parker ha alcanzado un nivel prácticamente místico. Se le han otorgado infinidad de apodos, como “El Emperador del Vino” o “La nariz del millón de dólares”, entre otros. No existe ninguna otra industria donde un solo crítico haya concentrado tanta autoridad e influencia en sus manos. Sus puntuaciones tienen el poder de disparar el precio de los vinos, así como de hundir las ventas de algunas bodegas si su valoración no es demasiado alta. Es por ello que los productores de todo el mundo esperan ansiosos la publicación de su ranking de puntos Parker porque puede condicionar enormemente las futuras ventas.

No obstante, como la mayoría de críticos, pese a contar con el cariño y el respeto de muchos, Robert Parker también ha cosechado numerosos detractores en todo el mundo. Independientemente de esto, Robert Parker es un verdadero referente del sector del vino y su publicación “The Wine Advocate” es considerada sin duda una de las de mayor influencia a nivel mundial.

 

UNA SEMBLANZA HUMORÍSTICA

 

 

El genial Javi del Campo, escribió para Vinorama de España una semblanza de Parker:

¿QUIÉN ES ROBERT PARKER?

“Muchos creen que se trata de un descendiente directo de Willie Wonka, y que detrás de la cortina se encuentra un equipo de Umpa Lumpa catando vinos las 24 horas del día. Pero es más sencillo que todo eso. Robert Parker, gurú del mundo del vino y hacedor de éxitos de ventas, es simplemente un aventurero que estuvo en el sitio indicado, en el momento indicado.

Su historia empieza siendo un estudiante de derecho que decide ir de viaje en verano para ver a su novia, Patricia, con la que años después se casó. Allí descubre, debido al escaso dinero en su cartera, que en Estrasburgo el vino es más barato que el café o la coca-cola. Así que decide empezar a beberlo, con el consiguiente enamoramiento. A su vuelta a EEUU, se da cuenta de la escasísima cultura del vino reinante a ese lado del charco. Esto producía en el consumidor una desorientación generalizada a la hora de escoger vinos.

Nace así la revista “The Wine Advocate”, una guía independiente del consumidor según él, que a base de puntuaciones de 0 a 100 clasifica los vinos por su resultado final. Con esta idea, Robert quiere alcanzar un número suficiente de suscriptores como para vivir del vino y evitar un divorcio.

Pero el momento y lugar indicados estaban aún por llegar. Todos los años en Burdeos, críticos de todo el mundo acuden a las catas ‘en primeur’, para probar los vinos que todavía están en barrica y que saldrán al mercado un año después. Ningún crítico aquel año dio buenas puntuaciones a la cosecha de 1982. Pero por allí pasó un joven americano que dijo que la añada era excelente delante de todos ellos. Se apellidaba Parker.

Al año siguiente, los vinos de añada 1982 resultaron ser excelentes en realidad, y Robert Parker fue bautizado como “El Emperador del Vino”. Su revista “The Wine Advocate” consiguió tantas subcripciones que Robert dejó de ser abogado para dedicarse en exclusiva al mundo del vino.

A día de hoy, está considerado el mayor experto en vinos de Ródano, California o Burdeos, habiendo cambiado la industria del vino para siempre, ya que gracias a sus puntuaciones es capaz de hundir o hacer triunfar a cualquier bodega del mundo”.

 

SU MERECIDO RETIRO

 

 

“Al retirarme de The Wine Advocate”, comenta Robert Parker, “tengo el honor de pasar el testigo a nuestro maravilloso equipo. Ha llegado el momento de renunciar a todas las responsabilidades editoriales y de la junta con efecto inmediato. Les levanto la copa a todos ustedes por ser parte de este viaje y espero que todos sigan compartiendo el entusiasmo por descubrir vinos con nuestros dedicados críticos”.

Robert Parker cedió por completo la revisión de vinos de Robert Parker Wine Advocate a su equipo de revisión de 10 personas hace más de dos años. Joe Czerwinski, Luis Gutiérrez, Monica Larner, William Kelley, Stephan Reinhardt, Mark Squires, Erin Brooks, Anthony Mueller, Liwen Hao y Lisa Perrotti-Brown que señaló: “hemos tenido grandes zapatos que llenar, pero aprendimos de los mejores. No podríamos estar más agradecidos con Bob por su orientación. Espero que todos nuestros lectores y amigos del vino hagan un brindis en honor a la contribución de Robert Parker al mundo del vino esta noche. Bob, por desearte un merecido descanso en tu jubilación. Saboree cada día con el placer de disfrutar de sus mayores descubrimientos vinícolas, ya que ha traído tanta alegría a sus lectores. ¡Salud!”

 

 

Emilio R. Moya & Oscar Tarrío

 

Fuentes: Muchísimas. Aburriría hacer el listado. Son datos puros, traducidos y redactados por mí. El resto está citado en el texto.
Oscar Tarrío

Director Periodístico Chefs 4 Estaciones en Chefs 4 Estaciones / Ex Editorial Diario La Capital

Sin comentarios aún

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

NODO norte

Un suplemento del Diario La Capital