TARTAS, TORTAS  & PASTELES

COMO LA VIDA ES BREVE:

COME PRIMERO EL POSTRE

 

 

Un pastel según la Real Academia Española es “una masa compuesta de harina y manteca, cocido al horno al que se le adiciona crema, dulce  o fruta”.  Una torta según la misma fuente es una “masa de harina, con otros ingredientes, de forma redonda, que se cuece a fuego lento”. Y una tarta, “un pastel grande, de forma generalmente redonda, relleno de frutas, crema, etc., o bien de bizcocho, pasta de almendra y otras clases de masas homogéneas”.

 

 

Solía decir Grimod de La Reynière que “el postre tiene que ser espectacular, porque llega cuando el gourmet ya no tiene hambre”. Y esto es una verdad como la copa de un pino.

 

 

Pero a veces esperamos tanto para cortar la torta de cumpleaños o servir el pastel de Navidad, que cuando lo hacemos ya todos los comensales están tan llenos que no pueden comer un bocado más ni de aire.

 

 

Así que si querés trasmitir a tu familia y amigos el amor que ponés en cada tarta que vas a prepararles, te sugerimos que la sirvas a la hora de la merienda, del desyuno o en el brunch de los domingos. Para que la puedan disfrutar a pleno.

Con esta nota esperamos cumplir con Ana, que nos pedía algunas recetas de pastelería dulce.

 

 

TORTA DE TRES CHOCOLATES

 

 

Hace unos años, esta “Torta de 3 chocolates” fue el último grito en modas de dulce en la red, todo el mundo queríamos hacerla y servir esta preciosa y rica tarta en nuestra mesa.

 

INGREDIENTES

Para la base

150 gr. de galletas

60 gr. de manteca (muy blandita)

 

Para la capa de chocolate blanco

250 g de crema de leche de 35% materia grasa

250 g de leche entera

150 g de chocolate blanco

NO lleva azúcar esta capa.

4 hojas de gelatina

 

Para la capa de chocolate con leche

250 g de crema de leche de 35% materia grasa

250 g de leche entera

150 g de chocolate con leche

60 g de azúcar

4 hojas de gelatina

 

Para la capa de chocolate negro

250 g de crema de leche de 35% materia grasa

250 g de leche entera

150 g de chocolate negro 70% cacao

70 g de azúcar

4 hojas de gelatina

 

Para las hojitas de chocolate

30 gr. de cada uno de los 3 chocolates

 

PREPARACIÓN

Tritura las galletas y mézclalas con la manteca blandita.

Forra la base del molde con papel de hornear y los laterales con acetato para así poder conseguir un acabado liso y que resulte fácil de desmoldar.

Cubre la base del molde con la pasta de galletas y refrigera hasta el momento de usar.

 

Primera capa CHOCOLATE BLANCO (esta capa no lleva azúcar)

Pon en un cazo la crema y la leche (guarda 4 cucharadas soperas en una taza para disolver el sobre de gelatina) , cuando comience a hervir, añade la gelatina disuelta, remueve, espera que vuelva a hervir, retira del fuego unos segundos, continúa revolviendo, y pásala nuevamente al fuego, en el momento que comience a hervir nuevamente, apaga el fuego.

Agrega el chocolate blanco picadito, espera un minuto y mezcla con unas varillas hasta que se funda totalmente. Ya tenemos el relleno de nuestra primera capa.

Recupera el molde de la heladera

Vierte la primera capa de chocolate sobre la base de galletas, para que el líquido caiga desigual, viértelo sobre la cara posterior de una cuchara sopera, así caerá en forma de lluvia.

Refrigera durante una hora o hasta que cuaje, puede ser en media hora.

 

Segunda capa CHOCOLATE CON LECHE

Pon en un cazo la crema y la leche (guarda 4 cucharadas soperas en una taza para disolver el sobre de gelatina) con 60 gr. de azúcar, cuando comience a hervir, añade la gelatina disuelta, remueve, espera a que vuelva a hervir, retira del fuego unos segundos, continúa revolviendo, y pásala nuevamente al fuego, en el momento que comience a hervir nuevamente, apaga el fuego.

Agrega el chocolate con leche picadito, espera un minuto y mezcla con unas varillas hasta que se funda totalmente. Ya tenemos el relleno de nuestra segunda capa.

Recupera la tarta de la heladera

Pasa las púas de un tenedor sobre la superficie de la primera capa haciendo una ligera incisión, de este modo la segunda capa se pegará mejor.

Vierte la segunda capa de chocolate con leche sobre la capa de chocolate blanco, para que el líquido caiga desigual, viértelo sobre la cara posterior de una cuchara sopera, así caerá en forma de lluvia.

Refrigera durante una hora o hasta que cuaje, puede ser en media hora.

 

Tercera capa CHOCOLATE NEGRO

Pon en un cazo la crema y la leche (guarda 4 cucharadas soperas en una taza para disolver el sobre de gelatina) con 70 gr. de azúcar, cuando comience a hervir, añade la gelatina disuelta, remueve, espera a que vuelva a hervir, retira del fuego unos segundos, continúa revolviendo, y pásala nuevamente al fuego, en el momento que comience a hervir nuevamente, apaga el fuego.

Agrega el chocolate negro picadito, espera un minuto y mezcla con unas varillas hasta que se funda totalmente. Ya tenemos el relleno de nuestra última capa.

Recupera la tarta de la heladera

Pasa las púas de un tenedor sobre la superficie de la primera capa haciendo una ligera incisión, de este modo la segunda capa se pegará mejor.

Vierte la tercera capa de chocolate negro sobre la capa de chocolate con leche, para que el líquido caiga desigual, viértelo sobre la cara posterior de una cuchara sopera, así caerá en forma de lluvia.

Refrigera durante 8 horas.

¿Te parece una eternidad esperar 8 horas? Puedes acelerar el proceso en el congelador. Incluso yo te aconsejo (yo lo hago) que la última hora antes de desmoldar, metas la tarta en el congelador, se desmolda con muchísima mayor seguridad, incluso para pasarla a la fuente de servir la galleta al estar congelada está mucho más sólida.

 

HOJITAS DE CHOCOLATE ( ESPECIALIDAD DE MI MAMÁ)

Derrite los chocolates por separado, cada uno en una tacita o cuenco diferente. Lava y seca muy bien las hojitas, QUE DEBEN SER SIEMPRE NATURALES Y PREFERENTEMENTE DE TU JARDÍN, CULTIVADAS CON AMOR.

 

 

Con un pincel de cocina, pinta con cada uno de los chocolates la parte INTERIOR de las hojas (así quedarán marcadas).

Deja enfriar para que se solidifique el chocolate, si hace calor, enfría en HELADERA.

Desmolda con cuidadito retirando la hoja verde original.

 

 

 

PRESENTACIÓN

Desmolda la tarta sobre una bonita fuente y decora con las hojitas de los 3 chocolates.

 

 

 

FLUFFY BANANA CREAM PIE

(PASTEL DE CREMA DE BANANAS ESPONJOSO)

 

 

 

 

INGREDIENTES:

 

PARA LA CORTEZA DE GALLETAS:

Galletas

Manteca derretida

Azúcar

Sal

Canela

Agua

 

PARA EL RELLENO DEL PASTEL:

Crema espesa (batida firme)

Azúcar

Extracto de vainilla

Flan de vainilla instantáneo sin cocción o crema en polvo similar. Se compra en casas de repostería o dietéticas.

Leche frÍa

Queso crema

Leche condensada azucarada

Bananas maduras

Coco tostado

 

PREPARACIÓN:

 

PARA LA CORTEZA

Precaliente el horno a180 grados. Coloque las galletas en el procesador de alimentos. Pulsa hasta que las galletas estén picadas en migajas finas. Agregue la manteca derretida, el azúcar, la sal y la canela, presione para combinar. Agrega 1 cucharadita de agua y pulsa un par de veces más. Si las migas están húmedas y se pellizcan bien, viértalas en un molde para pastel. De lo contrario, repita con otra cucharadita de agua y continúe.

Presione la mezcla de galletas firmemente contra el fondo y los lados del molde para pastel profundo. Luego hornee durante 8-10 minutos. Déjelo enfriar completamente.

 

 

 

PARA EL RELLENO

 

 

 

Con una batidora eléctrica, bata la crema espesa con azúcar y vainilla. Vierta en un recipiente aparte y reserve.

En otro tazón, mezcle bien el flan instantáneo en polvo y la leche, hasta que estén bien combinados.

Con la batidora, bata el queso crema hasta que quede esponjoso. Luego, con la batidora aún en funcionamiento, agregue la leche condensada azucarada y la mezcla de flan. Raspar el bol y batir hasta que quede suave. Con una espátula, doble por la mitad la crema batida.

 

 

Extienda una capa delgada del relleno sobre el fondo y los lados de la base de pastel enfriada. Corta 3-4 bananas en trozos. Presione los trozos en el fondo y los lados de la base del pastel. Luego, coloque el relleno restante en la corteza.

 

 

Suavizar el llenado, la parte superior con el resto de la crema batida, cubierta con cuidado con envoltura de plástico, y enfriar durante al menos tres horas.

Cuando esté listo para servir el pastel, decore la parte superior con más trozos de bananas recién cortadas y coco tostado.

 

 

 

 

TARTA  DE ARÁNDANOS O BLUEBERRY PIE

 

 

El pastel de arándano o blueberry pie es un pastel con relleno de arándanos que está considera uno de los pasteles más fáciles de hacer porque no requiere picaduras ni peladuras de fruta. Además de los arándanos, frescos o congelados, este pastel se elabora con harina, canela, azúcar, vainilla y mantequilla entre otros ingredientes. Por lo general, tiene una capa superior e inferior de masa brisa, aunque la superior se puede sustituir por una capa de crumble. Este pastel se come a menudo en verano porque es cuando los arándanos están de temporada.  Este pastel ya se horneaba en Alemania antes de que los colonos europeos llegaran a América. El pastel de arándano fue comido por los primeros colonos americanos y sigue siendo un postre popular en Estados Unidos y Canadá. La tarta de arándanos hecha con arándanos silvestres de Maine es el postre oficial del estado de Maine.

 

INGREDIENTES:

2 planchas circulares de masa quebrada

400 gr. de arándanos*

200 gr. de azúcar

100 gr. de galletas

30 gr. de manteca fría

25 gr. de Maizena

1 cucharada de jugo de limón

1/2 cucharadita de sal

Ralladura de medio limón

 

 

* Los arándanos pueden ser frescos o congelados.

 

PREPARACIÓN:

 

1º Estirar una de las planchas de masa quebrada y colocar sobre un molde bajo con papel de horno. Dejar reposar en la heladera.

 

 

2º Lavar y secar cuidadosamente los arándanos. Si son congelados, descongelarlos y guardar el jugo.

 

 

3º A los arándanos agregar el azúcar, la sal, la ralladura de limón, el jugo y la Maizena. Si son congelado no poner la Maizena. Mezclar de forma suave sin romper los arándanos. Dejar reposar durante 15 minutos.

 

 

4º Si se utilizan arándanos congelados, filtrar todo el jugo y poner en un recipiente apto para microondas. Mezclar con la Maizena hasta disolver y calentar a media potencia en el microondas hasta que comience a hervir. Retirar, remover de nuevo y dejar enfriar.

 

 

5º Romper las galletas en trozos pequeños. Reservar.

 

 

6º Cortar la otra plancha de masa quebrada en tira finas de 1,5 cm. de ancho.

 

 

7º Retirar la base de la heladera y cubrir la base con la galleta para evitar que el jugo de los arándanos humedezca en exceso la masa. Si se utilizan los arándanos congelados, incorporar al relleno el jugo frío y mezclar. Distribuir por encima de la galleta el relleno de arándanos y sobre estos la manteca cortada en pequeños dados repartida bien por toda la superficie.

8º Colocar las tiras de masa de manera que se forme el enrejado, alternado por arriba y por abajo. Es importante no cubrir en su totalidad para que el efecto sea más bonito. Retirar el exceso de masa de los bordes, humedecer ligeramente con agua y sellar bien con los dedos.

9º Cubrir la tarta con film de plástico y dejar reposar durante 30 minutos.

 

 

10º Precalentar el horno a 220ºC.

11º Retirar la tarta de la heladera y pincelar el enrejado con leche.

 

 

 

12º Meter en el horno y cocinar durante 30 minutos. Después bajar la temperatura a 190º y hornear otros 30 minutos o hasta que la capa superior haya adquirido un todo dorado.

 

 

13º Retirar la tarta del horno y dejar enfriar en el molde o sobre una rejilla durante unos 45 minutos aproximadamente antes de servirla templada.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Emilio R. Moya

Fuentes: apfelstrudelkuchen.blogspot.com, aspicyperspective.com
Oscar Tarrío

Director Periodístico Chefs 4 Estaciones en Chefs 4 Estaciones / Ex Editorial Diario La Capital

Sin comentarios aún

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

Un suplemento del Diario La Capital