Mitos y Realidades de los alimentos afrodisíacos I

 

MITOS Y REALIDADES DE LOS ALIMENTOS AFRODISÍACOS I

Afrodita, la diosa griega del amor evoca erotismo, sensualidad y placer. De ahí que las sustancias que evocan sus cualidades son nombradas como afrodisíacos. Aunque también cuenta la leyenda, que los llamaron así por sus formas similares a los genitales, pezones y otras zonas erógenas.

Mito o realidad, la verdad es que existen los afrodisíacos y se usan para estimular el apetito sexual. Es que tienen compuestos bioquímicos, grupos vitamínicos que ayudan biológicamente a tener una mejor vida sexual y a la vez, sus sabores y texturas despiertan los sentidos.

Son verdaderos manjares para el paladar y pócimas exóticas que seducen y proclaman una noche de pasión. Sin embargo, no es necesario hacer magia, pociones ni un plato especial para poder gozar de sus atributos Sino que más bien, lo importante es incluirlos en la dieta diaria. Algo así como para estar siempre preparados para la hora del amor. Son deliciosos y poderosos y juntos conforman la dieta del placer.

Las cantidades son variables. “Sería muy difícil precisar, pero por poner algunos ejemplos en los alimentos de más marcada función afrodisíaca, bastarían media docena de ostiones, 10 frutillas, o un plato normal de garbanzos para producir ya un efecto notable”, explica Guillermo Rodríguez, doctor español en farmacia y nutrición.

En ese sentido, recomienda que se usen en forma diaria para hacer crónicos sus efectos, ya que no sería necesario tomar una gran cantidad en una sola oportunidad para conseguirlos. Para conocer cuáles son los principales alimentos que poseen propiedades afrodisíacas, acá va una primera entrega de una  lista tentativa.

  1. Ajo: Compuesto de alicina, que aumenta el flujo sanguíneo y facilita la circulación, lo que facilita erecciones y orgasmos.

  2. Aceite de oliva: Fenoles, podría conducir a un aumento en el flujo sanguíneo y dilatación de los vasos, con el consiguiente efecto afrodisíaco. Lo consiga o no, sigue siendo uno de los mejores alimentos que existen, por lo que de no conseguir el efecto perseguido, al menos estaremos más sanos para el siguiente intento.

  3. Ciruelas: Se dice que el archiconocido Eros, dios griego del amor, mojaba las puntas de sus flechas en jugo de ciruela antes de lanzarlas sobre algún mortal. En la cultura china, se usan para representar el las partes íntimas de la mujer. Aun así, solo anécdotas como estas relacionan las ciruelas con algún componente o acción afrodisíaca, ya que hasta la fecha, no se tienen evidencias científicas de que contenga componente químico alguno que justifique un efecto erógeno.

  4. Chocolate: Las semillas de cacao tiene fenilalanina y teobromina, que combaten la fatiga, ventilación pulmonar y circulación sanguínea. Renuevan el rendimiento sexual y es gran fuente de endorfinas.

  5. Espárragos: Potasio, fibra, vitamina B6, vitaminas A y C, tiamina y ácido fólico. Favorecen la producción de histamina, necesaria para el orgasmo.

  6. Frutillas: Ricos en betacaroteno, mejora la circulación y vasodilatación. Sus altos contenidos de vitamina A pueden ayudar a suavizar la piel, haciéndola más sensible a las caricias y aumentando las sensaciones de pareja.

  7. Garbanzos: Zinc. En la antigua farmacopea árabe, el garbanzo es propuesto como un vigorizante estimulador de la libido. De hecho hoy en día, sigue constituyendo un pilar fundamental de su cultura gastronómica. Se le atribuye un gran efecto sobre la libido y el deseo sexual, ayudando a una erección más firme y prolongada en el hombre. Solo habría que poner atención a la flatulencia que sin duda tendrá lugar tras la ingestión de esta legumbre

Oscar Tarrío

Director Periodístico Chefs 4 Estaciones en Chefs 4 Estaciones / Editorial Diario La Capital

Sin comentarios aún

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

Un suplemento del Diario La Capital