Mendoza Pre Vendimia

Mendoza Pre Vendimia

Llegar a Mendoza para gozar de la vida

Invitado por la Familia Zuccardi y por la Bodega Trapiche llegué a una ciudad que tiene todo para satisfacer al turismo enogastronómico.

Tierra del vino por excelencia, en Mendoza se produce más del 60% de la producción vitivinícola de nuestro país. Enmarcadas por paisajes que enamoran tanto a turistas argentinos como a extranjeros, las bodegas de esta provincia no solo destacan por la calidad de sus productos, sino también por la hospitalidad con que reciben a sus visitantes.

Hace años que Mendoza entendió que debía aprovechar la oportunidad para desarrollar el enoturismo; así fue como surgieron las rutas del vino, donde no solo se recorren los viñedos y las instalaciones de las bodegas, sino que también se puede disfrutar de la gastronomía mendocina en los restaurantes y espacios gourmets albergados en las mismas. A continuación, te mostramos algunos de los restaurantes que no deberías dejar de visitar.

 

Espacio Trapiche

Cerca de la ciudad de Mendoza, este sitio de arquitectura moderna fue inaugurado hace casi tres años. Entre viñedos y olivares, marca un contraste con la bodega-museo de construcción renacentista que ya tiene más de cien años.

– Tipo de cocina: el chef Lucas Bustos brinda una cocina de autor que está regida por la filosofía del KM 0: las verduras provienen de la huerta orgánica; los huevos, las cabras, los conejos y las vacas, de la granja. 

– Plato recomendado: filet de black angus, papel de borras sobre cremoso de trigo y queso cuartirolo.

Los siete pasos al que acostumbra el Espacio Trapiche a deleitar.

 

Espacio Killka

Perteneciente a la bodega Salentein, en este moderno restaurante ubicado en el Valle de Uco se combinan a la perfección la pasión por la gastronomía, el vino y el arte.

– Tipo de cocina: ofrece una cocina regional gourmet elaborada con los vinos de la bodega, tanto de la línea Salentein Reserve, como de las líneas de lujo Numina, Single Vineyard, Primus y Salentein Gran Uco Blend.

– Plato recomendado: bondiola de cerdo ahumada en madera de roble francés, acompañada de mousse de calabaza con salsa de higo.

 

Piedra Infinita Cocina, Casa del Visitante, y Pan y Oliva

Los tres espacios pertenecen a la familia Zuccardi. Ubicado en el Paraje Altamira, en Valle de Uco, el paisaje que se observa desde las ventanas de Piedra Infinita no podría ser mejor: montañas con picos nevados de fondo y viñedos que parecen no tener fin. Allí, el chef Matías Aldasoro utiliza productos locales para realizar platos sofisticados.

Los otros dos lugares del reconocido imperio bodeguero se encuentran en Maipú. Con capacidad para ochenta personas, Casa del Visitante cuenta con dos tipos de menú: uno de cocina regional, con las empanadas de la Chacha al comenzar, en el que se utilizan vinos y aceites Zuccardi; y otro de autor, que consta de siete pasos, donde se usan productos de la zona según la época del año.

Por último, en Pan y Oliva la cocina es mediterránea con productos de la huerta orgánica, donde, el ingrediente principal es el aceite Zuccardi, comercializado bajo la marca Zuelo. El menú incluye ensaladas, pastas, tapeos y minutas: una cocina simple pero exquisita.

En próximas notas ampliaremos sobre éstos particularmente.

Nieto Senetiner

Con 131 años de existencia, esta bodega situada en Luján de Cuyo mantiene su arquitectura original de estilo colonial. Su restaurante está pensado para el disfrute en cualquier época del año: en invierno, cuenta con chimenea, mientras que en verano resulta ideal sentarse en sus galerías con vistas a los viñedos.

– Tipo de cocina: las chefs Ivana Caliri y Virginia Lázaro ofrecen un menú fijo de platos típicos argentinos y de Mendoza.

– Plato recomendado: empanadas de cordero con tomaticán, y asado de cortes a elección entre cerdo agridulce, costilla de vaca y lomo veteado.

 

Rincón de López

A solo treinta minutos de la ciudad de Mendoza, en Maipú, se encuentra este restaurante con terraza situado en el primer piso de la histórica bodega, que ya está al mando de la cuarta generación.

– Tipo de cocina: el chef Andrés Romano ofrece un menú a la carta o fijo de cocina regional, acompañada por vinos y espumantes de la bodega.

– Plato recomendado: ojo de bife con papines rústicos y escalibada de vegetales asados. Excelente opción al mediodía como menú.  Además de la carta muy bien diseñada.

 

Ruca Malén

Con una vista maravillosa a la cordillera de los Andes, sus viñedos y su huerta orgánica, el restaurante de la reconocida bodega, ubicado en Luján de Cuyo, recibió en 2013 la prestigiosa distinción Best of Wine Tourism a la mejor experiencia en restaurante de bodega del mundo.

– Tipo de cocina: se ofrece un menú degustación de siete pasos, diagramado entre el chef ejecutivo Lucas Bustos y la enóloga Noelia Torres, con enunciados simples como filete mignon, batata y mostaza.

 

Cavas Wine Lodge

En la localidad de Agrelo, a 35 kilómetros de la ciudad de Mendoza, se encuentra este hotel de lujo campestre construido hace 19 años entre catorce hectáreas de viñedos.

Cecilia Díaz Chuit, propietaria del hotel junto a Martín Rigal, hizo hincapié en la importancia de que los insumos sean de origen local. “Compramos leche de cabra a un productor local y producimos un helado especial de queso y miel. Las aceitunas sajadas y las negras estilo griego salen de nuestros olivares, y tenemos árboles frutales –higueras, cerezos y prunus–, de donde obtenemos frutas de primera calidad”, remarcó.

– Tipo de cocina: la especialidad son las carnes de la región –ciervo, cochinillo, chivo y trucha–, que se ofrecen en menús de dos o tres pasos a elección con vinos Cavas Experiencie –19 escalones Sauvignon Blanc y Cavas Reserva Bonarda 2013–.

Oscar Tarrío

Director Periodístico Chefs 4 Estaciones en Chefs 4 Estaciones / Editorial Diario La Capital

Sin comentarios aún

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

Un suplemento del Diario La Capital