LAS FRUTILLAS COLGANTES

ESTO TAMBIÉN ES CAMPO

 

 

En Lima, provincia de Buenos Aires, la empresa ADBlick Agro inauguró un invernadero de 1,44 hectáreas con 270 mil plantas de frutillas de tres variedades, con el objetivo de producir 900 toneladas por año. El proyecto demandó una inversión de 1,5 millón de dólares y se trata del invernadero hidropónico más grande de Argentina.

 

VER ESTE BREVE VIDEO

 

En la actualidad existen distintas metodologías y herramientas que, aplicadas al cultivo agrícola, permiten mejorar los índices de producción, instalar procesos más sustentables y reducir la aplicación de agroquímicos.  Una de las técnicas que está cobrando mayor relevancia en el mundo es la hidroponía que, hoy en día, se desarrolla con fuerza en países como Holanda, España y México y que en Argentina empieza a instalarse con mucha fuerza. Este método de cultivo se caracteriza por utilizar únicamente soluciones acuosas con nutrientes químicos disueltos con sustratos estériles como soporte de la raíz de las plantas, en lugar de tierra.

 

 

“Estamos muy contentos porque la climatización del invernadero está funcionando muy bien y las plantas responden de manera excelente” explicó Federico Mouso, líder del proyecto. Entre las bondades de este proyecto se destaca la sustentabilidad. Mouso comentó que “no podemos concebir un proyecto sin tener en cuenta su impacto. Los mercados son cada vez más exigentes, y los inversores cada vez más ponderan este criterio en su matriz de decisión”.

 

ORIGEN DEL PROYECTO DE HIDROPONIA

 

 

En nuestro país, ADBlick, empresa que gestiona proyectos de inversión en el agro, está llevando a cabo un proyecto de producción de frutillas con esta técnica en la ciudad de Lima, Provincia de Buenos Aires. Para ello, edificó uno de los invernaderos más grandes de Sudamérica que va por la primera nave. Las próximas se van a instalar en los próximos años. La producción comenzó en el mes de diciembre pasado y estiman una producción anual de 900 toneladas de frutillas. En este momento están focalizados en 3 variedades: Albion, Monterrey y San Andreas lo que les va a permitir tener una oferta todo el año.

 

 

Para llevar a cabo este proyecto, se trabajó en conjunto con New Growing System (NGS), una empresa española dedicada exclusivamente al desarrollo de nuevas tecnologías para la producción de cultivos. Además, desde sus comienzos, contó con un comité asesor compuesto por profesionales del INTA que aportan sus conocimientos para poner a punto el sustrato en el que crecen las frutillas. El invernadero cuenta con una estación meteorológica que permite no solo automatizar la apertura cenital que protege al invernadero de posibles tormentas o vientos fuertes, sino que también es una fuente de información para la toma de decisiones.

 

 

Este sistema de ventanas permite que el calor evacue más rápido y que por las ventanas laterales ingrese el aire fresco. De esta manera los días de calor la temperatura es mucho menor que la de otros invernaderos, gracias también a la gran altura que tiene de 8,50 metros. A partir de mediciones instantáneas de temperatura, humedad, radiación, dirección y velocidad del viento se puede ofrecer trazabilidad ambiental a las plantas.

Por otro lado, una computadora de riego brinda otro importante caudal de información como por ejemplo lo relativo al PH, la conductividad eléctrica y los consumos de nutrientes en cada uno de los riegos. Toda esta información se guarda y se encuentra disponible para analizar posteriormente o en tiempo real. De esta forma se puede mejorar día a día la gestión del cultivo, y la toma de decisiones en base a los resultados que se obtuvieron anteriormente en condiciones similares.

 

CARACTERÍSTICAS DEL PROYECTO

 

 

La particularidad de este emprendimiento es que va de punta a punta. “Nuestro valor agregado es la cuestión comercial. Hoy en día estamos cerrando acuerdos con grandes supermercados y heladerías de la zona. Nuestro objetivo es empezar a diferenciar la fruta que necesita nuestro cliente en cada momento”. Desde sus comienzos, el objetivo fue aplicar un enfoque “data-driven” (impulsado por datos), lo que significa que toma decisiones estratégicas basadas en análisis de datos e interpretación. El invernadero cuenta con una estación meteorológica que permite no solo automatizar la apertura y cierre de ventanas que protege al invernadero de posibles tormentas o vientos fuertes, sino que también es una fuente de información para la toma de decisiones. A partir de  mediciones instantáneas de temperatura, humedad, radiación, dirección y velocidad del viento se puede ofrecer trazabilidad ambiental a las plantas.

 

 

Por otro lado, la computadora de riego brinda otro importante caudal de información como por ejemplo lo relativo al PH, la conductividad eléctrica y los consumos de nutrientes en cada uno de los riegos. Toda esta información se guarda y se encuentra disponible para analizar posteriormente o en tiempo real. De esta forma se puede mejorar día a día la gestión del cultivo, y la toma de decisiones en base a los resultados que se obtuvieron anteriormente en condiciones similares.

Al mismo tiempo, la dirección del proyecto hace foco en la gobernanza de datos, que se refiere a los procesos, reglas y normas que aseguran la integridad de los datos. En este aspecto la empresa está desarrollando procesos que permitirán al momento de cosecha capturar los parámetros de calidad de la fruta por tamaño, color, densidad, dulzura (medida en grados brix) y otros aspectos que sean relevantes al cultivo.

Por último, la organización, apunta a que todos los individuos estén alineados a la misma y es fundamental para el éxito de una estrategia data driven. Desde sus comienzos, el proyecto cuenta con un comité asesor compuesto por profesionales del INTA que gracias a sus conocimientos, pueden utilizar la información, de la mejor manera posible. Todo el proyecto ADBlick hidroponía está estructurado como un fideicomiso al que es posible ingresar a partir de un monto accesible, en un módulo que se abrirá en los próximos meses.

 

LA MARCA DE CULTIVOS HIDROPÓNICOS ZEMPRE YA DESEMBARCÓ EN LOS SUPERMERCADOS

 

 

Las frutillas hidropónicas ya se encuentran disponibles en numerosas verdulerías de la provincia de Buenos Aires y en algunas de las cadenas más importantes de supermercados. “Este lanzamiento responde a una demanda creciente de productos más frescos. Por su cercanía a los centros urbanos, nuestros invernaderos, pueden entregar mercadería de mayor calidad y con 0 desperdicio. Su valor puede ser más alto, pero el producto es muy superior en sabor, sanidad y limpieza” explica Federico Mouso, Líder de ADBlick Hidroponia.

 

ALBION

 

En un territorio tan amplio, con tanta superficie óptima para realizar cultivos, ¿por qué hoy se está eligiendo este método? Las razones son muchas. Para empezar, vale la pena mencionar los beneficios ambientales: Al ser un sistema recirculante, el consumo de agua es menor al 10% de lo que sería el riego artificial en un campo a cielo abierto. La escasez de agua a nivel mundial es una de las mayores preocupaciones en la actualidad. Este sistema consiste en canales colgantes artificiales donde se ubican los plantines. A través de los mismos circula agua de lluvia mejorada con nutrientes, por lo que el ahorro de este recurso es notable. Asociado a este punto, es importante destacar que estas naves, como se le llama a los invernaderos, están llegando en un momento crucial, en el que hay zonas cuyos suelos están sufriendo por el calor y las sequías, convirtiéndose en una gran alternativa frente a los lamentables efectos del cambio climático.

 

MONTERREY

 

Otro de los beneficios es de índole social ya que por la disposición de los cultivos y el clima de los invernaderos, los operarios pueden trabajar en condiciones mucho más cómodas que en las plantaciones tradicionales. Finalmente, a nivel económico, el aprovechamiento del terreno es mucho mayor y puede llegar a ser hasta 10 veces más productivo que los cultivos tradicionales. Finalmente, al ser en espacio cerrado no se limita a temporadas, ni a las rotaciones del suelo, por lo que se puede producir todo el año.

 

ACERCA DE ADBLICK

Del alemán Adler Blick (vista de águila), nace como ADBlick, una compañía con una visión extensa y abarcativa de las oportunidades de negocio que presenta el campo argentino para que pequeños inversores puedan acceder a negocios de gran escala. Con el aporte de profesionales de distintas disciplinas, lograron variados procesos de análisis sobre un mismo proyecto, lo que generó una visión integral, y mejores resultados finales. Desde el compromiso con el trabajo y el proceso de mejora continua, ofrecen a quienes forman parte de ADBlick, un crecimiento y desarrollo profesional dentro del marco de una organización que prioriza la gratitud con el trabajo.

 

SAN ANDREAS

 

ADBlick surge en el 2006 como una compañía dedicada a la gestión y desarrollo de proyectos de inversión en el sector agro-industrial con el objetivo de contribuir al crecimiento del mismo. Frente a las ventajas que presenta el campo argentino para el desarrollo de productos de alta calidad, competitivos en el mercado mundial, es que se plantea acercar dicha oportunidad a inversores de distintos sectores para participar de su expansión.

 

Emilio R. Moya

 

Fuentes: perfil.com, blog.adblickagro.com, adblickagro.com

 

 

Oscar Tarrío

Director Periodístico Chefs 4 Estaciones en Chefs 4 Estaciones / Ex Editorial Diario La Capital

Sin comentarios aún

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

NODO norte

Un suplemento del Diario La Capital