LAS VENTAJAS DE COCINAR AL VAPOR

LAS VENTAJAS DE COCINAR AL VAPOR

 

Esta técnica es tan sencilla como aprovechar el vapor que desprende el agua al llegar a ebullición, para cocinar los ingredientes y que estos no lleguen a tocar el agua. De esta manera, los alimentos conservan todos sus nutrientes, su sabor, y hasta su color. Incluso conseguiremos la mejor textura, especialmente con los pescados. Y al no añadir ningún tipo de grasa, esta cocina es realmente saludable.

Ventajas de cocinar al vapor

Es fácil

Es saludable, puesto que no lleva nada de grasa añadida.

La comida, ni se te quemará ni se te pegará.

Es una forma muy limpia de cocinar.

Si no dispones de vaporeras, puedes apañarte colocando sobre la olla con el agua en ebullición, un escurridor.

¿Qué necesito para cocinar al vapor?

Si quieres saber cómo cocinar al vapor y qué necesitas, lo ideal es una vaporera de bambú y un buen recetario para tener muy claro los tiempos de cocción de cada alimento. Ya que según el tamaño del corte y la textura de las carnes, pescados y verduras, tardarán más o menos.

Yo soy partidario de las vaporeras de bambú. Se trata de recipientes de madera de bambú con tres pisos, aunque a veces tienen más, que se pueden comprar por separado. Se pueden usar para todo tipo de platos: verduras, carne, pescado, marisco, arroz… y también puedes usarlas para las recetas que desde hace miles de años se han cocinado en ellos: los dumpings, gyozas y otras delicias de la cocina asiática.

La vaporera de bambú es la mejor opción, ya que la madera absorbe parte de la humedad de la cocción y así no gotea nada dentro de la comida al cocinarse.

La vaporera eléctrica es práctica y permite hacer varios alimentos a la vez, pero suelen ser pequeñas. Si te decides por ella, elige una que incorpore regulación de temperatura para poder optar entre una cocción suave o una cocción más intensa.

 

Las ollas vaporeras (hornos a vapor con tapa en forma de cúpula) están pensadas para que el agua, cuando se condensa, resbale por las caras internas y no moje los alimentos.

El tamiz de las ollas vaporeras suele tener un gran número de agujeros de considerable tamaño para favorecer la circulación de vapor. Esto permite tener tiempos de elaboración más reducidos y, cuanto menos rato está expuesto un alimento al calor, menos pérdida de vitaminas sufre. Si el depósito de la olla vaporera es alto, se crea mucho vapor y se consigue entonces una cocción ideal.

 

Reconcíliate con el sabor natural de los alimentos

Gradualmente nos hemos habituado a “disfrazar” el sabor original de los alimentos, con una excesiva cantidad de sal, condimentos, grasa, harinas y aderezos. La cocina al vapor tiene un gusto más sutil y es perfecto para paladares sensibles como los de un niño.

De hecho, podemos lograr sabores exquisitos y suculentos, si te tiene un buen recetario, creatividad, e ingredientes de buena calidad. Recordemos que el reconocimiento de los sabores reales, es parte de la cultura saludable que deseamos fomentar en nuestra dieta.

Aprovecha su ventaja económica

Al utilizar únicamente agua como medio de cocción, el ahorro en aceite, energía calórica y utensilios de cocina, es evidente. Incluso el espacio requerido para cocinar es mínimo y el tiempo empleado puede ser tan reducido como la cantidad de alimento a cocinar se prepare.

 

TIPS PARA COCINAR VERDURAS LA VAPOR

Corta las porciones lo más uniformemente posible.

Calienta al máximo el agua de la vaporera u olla antes de añadir las verduras, esto ayudará a que la temperatura interna sea uniforme.

Cuida que el agua no toque las verduras, de lo contrario te quedarán aguadas.

Piensa en las texturas, lo mejor es acomodarlas en grupos en grupos. Por ejemplo: las espinacas se cuecen entre 2 o 3 minutos, mientras que las papas necesitan de 10 a 20 minutos.

Coloca primero las verduras que necesitan más tiempo de cocción y encima las que están en un par de minutos.

Revisa la cocción con ayuda de un palillo y ve retirando las que ya están.

Puedes sacarlas aun cuando están un poco crudas del centro, pues en el tiempo que tomarás para llevarlas a la mesa se terminarán de cocinar perfectamente.

 

Evita sobre cocerlas, además de que cambia la textura, esto también hace que se pierdan los nutrientes.

No agregues sal o condimentos antes de cocinarlas, ya que esto provoca que suelten agua y se ablanden. Recuerda condimentar al final.

Si no tienes vaporera solo debes colocar un escurridor de metal dentro de una olla de fondo grueso.

 

 

 

Emilio R. Moya

Oscar Tarrío

Director Periodístico Chefs 4 Estaciones en Chefs 4 Estaciones / Editorial Diario La Capital

3 Comentarios
  1. Me encanta este artículo ☺️ . Todos los días se aprende algo que nos enriquecen. Agradezco a Óscar tanta gentileza. Saludos

    1. Gladys, es un equipo de gente que trabaja en ésto. El editor es Emilio Moya y agradecemos su vuelta al ruedo. A vos, gracias por tus palabras !! Nos reconfortan.

    2. Gladys, es un equipo de gente que trabaja en ésto. El editor es Emilio Moya y agradecemos su vuelta al ruedo. A vos, gracias por tus palabras !! Nos reconfortan. Gracias

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

Un suplemento del Diario La Capital