IL PICCOLO NAVÍO – … E la nave va

IL PICCOLO NAVÍO

E la nave va

Como Fellini nos embarco en Y la Nave va, el 16 de agosto de 1961 abría sus puertas Il Piccolo Navío. Más que nave un arca. El “Capitán” como le gustaba que lo llamasen a Hugo Cejudo.  Ese capitán que andaba en su Vespa por la ciudad como lo hacía Fellini.  Advirtió desde un principio, que Rosario iba a ser receptivo de su nave. Adornaban sus paredes imágenes a la carbonilla, luz tenue, mesas pequeñas, manteles blancos.  Una barra imponente ,le daba un cierre al salón y el paso a la cocina donde salían y entraban exquisiteces de mar. El toque era el menú. Fascinante. Tenía más de italiano que de español.

Éste aviso salió en el Diario La Capital el 16  de Agosto de 1961

Hugo convirtió a la noche rosarina en habitué de la zona de San Luis al 700, ahí casi esquina Buenos Aires. Por el lugar pasaron casi todos, la farándula del teatro, los políticos, los empresarios, y todo aquel que quería disfrutar  de ese cálido restaurante. La amabilidad del Capitán y las delicadezas de mar, como también las carnes y las pastas, engalanaban la cubierta-comedor, que indicaba con su luz verde, estribor; y con su luz roja, babor.

Resultado de imagen para il piccolo navio rosario

El día que inauguro y una foto actual del mismo sector

Recuerdo con nostalgia haber ido a Il Piccolo con mis padres, cuando era pequeño. Hace unos días  tuve la oportunidad de volver, y el Pequeño Navío, ahora comandado por los hijos del Capitán, Andrea y Pablo, sus nuevos tripulantes, y por Diego el marido de Andrea, volvió a sorprenderme. Los mismos sabores.

El bacalao que mi padre le hizo comer a ese niño de cuatro años que era yo, hoy no está en la carta. Mi madre no entendía porque yo saboreaba aquel delicioso plato en el Piccolo y en casa no. La carta, el éxito del navío, casi no varió, a pesar del paso del tiempo. El cocinero es el mismo que conocí a mis treinta y pico de años Increíble!. Los mismos sabores, otra estética y la calidez de siempre. Lo que logra un clásico en el tiempo, sí, la máquina no se detuvo en 58 años. Casi un record no? Apelo a vuestra memoria.

Una vez allí, recordé el cuadro dibujado por mi amigo El Tomi, del que luego se realizó la gigantografía fotográfica que luce espléndidamente en la pared del fondo del local

Me tomo el atrevimiento de  pedirle a las Autoridades Municipales  que permitan instalar el pequeño cartel de la puerta de la nave, tal cual lucia originalmente, Declaren a éste sitio bien rosarino “Histórico”, no pierdan esta posibilidad única.

.

Cartel que no esta puesto como era al comienzo 

Les cuento que cuando asistí  la semana pasada al restaurant, probé una tabla degustación de dos pasos, que bien puede ser para dos personas de buen comer, o tres. Las papas españolas, cortadas a cuchillo, riquísimas. No pude parar de comerlas.

No me quiero olvidar del muy buen vino Séptima Malbec que elegí para acompañar las exquisiteces que recorrí con mi paladar. Encajo perfecto para arrastrar esos sabores.

El tiempo no pasó!

 

Componentes de la tabla:

Primer paso:

– Empanaditas de caballa

– Rabas con salsa tártara

– Mejillones a la provenzal

– Papas españolas

Segundo paso

– Vieiras al jerez

– Langostinos al ajillo

– Camarones provenzales con crema en base de arroz

– Cazuela de calamares

Esta picada mortal constituye la antesala de lo que hoy puede disfrutarse: los mariscos y pescados,  pastas y carnes como siempre se hicieron.

Esta picada mortal constituye la antesala de lo que hoy puede disfrutarse: los mariscos y pescados,  pastas y carnes como siempre se hicieron.

Y me sentí un periodista, anotador en mano, un guía a bordo.  Nunca imagine que al ingresar por esa proa iba a recordar mi infancia de esa manera, intensamente, a través de los sabores, de los aromas y luego mis treinta años.

Aquí no hay final. No termina como en el film I la Nave Va . IL PICCOLO NAVÍO continúa navegando desde hace 58 años, siempre llegando a buen puerto.

Yo terminé con un sabayon con un dejo de naranja y unas nueces nuevas que estaban brutales.

Quieren que les diga: Recomendable? No. Nunca recomiendo, solo les pido que vayan. Van a encontrarse con un pedazo de historia! Y van a volver a los sabores del corazón. Imperdible!

http://www.ilpiccolonavio.com.ar/vista360/

“Así se da la felicidad por momentos; en pedazos…
Uno espera la gran felicidad enorme y absoluta…
Y a la espera de ese fenómeno deja pasar
o no ve las pequeñas felicidades
las únicas que existen…”

Ernesto Sabato

El Concejo Municipal aprobó el jueves  4 de abril de 2019 en el recinto de sesiones del Palacio Vasallo declarar sitio Histórico de la ciudad de Rosario al Restaurante “Il Piccolo Navio”, por su destacada e histórica trayectoria en la actividad comercial y gastronómica de la ciudad, siendo un espacio que mantiene viva la historia de nuestra ciudad.

piccolo

San Luis 709 | Rosario
Tel: 0341.4488557
Abierto de Lunes a Sábado por la noche. Reservas únicamente por teléfono.

Aire Acondicionado. EstacionamientoResultado de imagen para il piccolo navio rosario

 

Oscar Tarrío

Director Periodístico Chefs 4 Estaciones en Chefs 4 Estaciones / Editorial Diario La Capital

8 Comentarios
  1. Gracias por el artículo, Tarrio. Me hizo recordar felices tiempos idos. A decir verdad, “Il piccolo”, fue siempre, el referente de la cocina italiana en Rosario. Siempre se diferenciò por su estilo intimista. Discreto de afuera, acogedor internamente, buena cocina, elegancia sobria, sin estridencias, atención personalizada. En fin, un rincor refinado y sin las chavacanerias que vemos hoy, al grito de “la cocina gourmet” con aventureros que compran espacios mediáticos y funden a empresarios gastronómicos. Incluye hoy, propuestas de la gran cocina española? Me pregunto si vale la pena poner en juego la identidad de origen. Es una apuesta fuerte. Original. No dudo en la capacidad del Chef en afrontarla. Quién dice que no sea una carta ganadora para retener a un público auténticamente ” buongustaio”?

  2. Diego y Andrea felicitaciones por el honor de tener esa condecoración por la trayectoria yo soy Mauricio el marido de Adriana de Shalom y felicitaciones a los chef

  3. Excelente relato, muy descriptivo.
    Felicitaciones por .la reciente mención otorgada por el Concejo Municipsl.
    Un orgullo para los rosarios. Por muchos años más

  4. Il Piccolo Navío, lugar íntimo, cálido, con una ambientación particular que te permite conversar en voz baja, disfrutar de exquisitos platos y del trato personal de sus dueños.
    Par mí representa una historia de celebración del amor. Por casi 30 años nos sumergimos en el lugar para recordar nuestro aniversario del “día que nos conocimos”. Iba con Jorge y Elsa, la amiga común que nos presentó.
    Hoy ninguno está, pero nunca podrá olvidar con nostalgia y una dulce tristeza nuestra cita impostergable los 23 de octubre en Il Piccolo
    Virginia Koatz

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

Un suplemento del Diario La Capital