EL LUGAR DEL OTRO

UNA NOTA DIFERENTE

 

 

A veces una sucesión de eventos inesperados obran de manera misteriosa para que el Universo le hable a nuestros corazones. Hace unas semanas una amiga entrañable estaba sentada en un café a la espera de un encuentro con otras amigas. Junto a ella, esperaba otra amiga y para matizar la espera, comenzó a leerle la nota del día de nuestro suplemento. Le leía la nota porque ella no podía hacerlo ya que su capacidad visual está disminuida desde los veinticinco años. Usa un bastón verde pero lleva una vida plena. Es independiente, vive sola, se mueve en colectivos, tiene una hermosa familia y cultiva un huerto en su casa. Y se conocieron en la Universidad para adultos.

 

PERDÓNENME LA IGNORANCIA

 

 

A Gladys, la protagonista de esta historia, le gustó nuestra nota y le pidió a Ana, mi amiga, que la suscribiera para recibir nuestras notas diarias y así comenzó esta historia. Oficialmente se transformó en la primera lectora de Chef 4 Estaciones, de la que yo tenga noticias, que nos lee a través de una aplicación en su celular. Y en poco tiempo, transformó también mi manera de contemplar el mundo.

Perdonen amables lectores mi ignorancia, y perdóneme usted Borges por usarle la frase, pero yo no tenía la más mínima idea de lo que era un bastón verde. Sabía sí que cuando uno ve disminuido alguno de sus sentidos, desarrolla mucho más los otros. Que el cuerpo es elástico como solía decir Merleau Ponty y se funde en el tejido del Universo. Y por mi propia experiencia de cocinero, que las manos pueden medir la sal, que el olfato me avisa si unas cebollas están ya caramelizadas, que el sabor requiere de picantes para abrir todas sus posibilidades y que el oído puede indicarme si una carne ya está a punto para ser sacada del horno. Pero de la disminución de la visión, más que lo que me enseñó mi propia presbicia, sabía poco y nada.

 

EL BASTÓN VERDE

 

 

El 26 de septiembre se celebra el Día del Bastón Verde. Se trata de una jornada de difusión de una herramienta muy importante para ayudar a diferenciar a las personas de baja visión de las ciegas y de esa manera mejorar su calidad de vida.

 

 

¿Quién ideó el bastón verde?. Fue Perla Catherine Mayo, una profesora que desde 1990 se dedica a la investigación, la evaluación y el tratamiento de pacientes con baja visión. “Muchas veces me decían mis alumnos: ‘Profe, no soy ciego, no quiero usar un bastón blanco’. A partir de esa problemática se me ocurrió crear el bastón verde para mejorar su calidad de vida’”, explica Mayo en el sitio web del Centro Mayo de Baja Visión, donde es la directora.

 

 

En 2002 el uso del bastón verde para personas con disminución visual se convirtió en ley. La ley 25.682, que también es ley en Uruguay desde el año 2011, sostiene: “Adóptese a partir de la presente ley, el uso del bastón verde en todo el territorio de la República Argentina como instrumento de orientación y movilidad para las personas con baja visión.”

 

 

En Argentina, según el último censo, hay 5.114.190 personas que tienen alguna dificultad o limitación física permanente. La mayor parte de esta población, 2.069.151 personas, tiene dificultades visuales.

 

 

“En el país hay 216 escuelas de ciegos y disminuidos visuales con una matrícula de 100 alumnos en promedio. El 70% de esos niños no son ciegos, sino que tienen baja visión. Pero hoy están sentenciados a la ceguera. Por eso ya es momento de que, tanto del ministerio de Educación como el de Salud, hagan algo.

 

 

Por ejemplo, cambiar las currículas del plantel docente para que las maestras de ciegos aprendan a trabajar con niños de baja visión y no traten a todos los niños como ciegos”, señala Perla Mayo.

 

 

Y LA GASTRONOMÍA, ¿CUÁNDO APARECE EN LA NOTA?

 

 

Aparece ahora, en forma de música. Canciones que celebran la comida. Que ironizan sobre la comida o que simplemente hacen de la comida una excusa para el humor. Canciones que podemos disfrutar todos los que podemos oír y que tienen imágenes para aquellos que no pueden oír. Que pude disfrutar yo cuando las elegí, que pueden disfrutar los bastones verdes y los bastones blancos. Y que van a disfrutar sobre todo los melómanos, que no son los amantes de los melones, sino de la música. Espero disfruten nuestros lectores con esta variada selección que va desde clásicas sevillanas hasta el rap, pasando por el humor culto y el humor popular.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

BONUS TRACK

 

 

 

Emilio R. Moya

 

ASAC es una asociación sin fines de lucro que trabaja por las personas con discapacidad visual. Actualmente tiene distintos programas en los que la comunidad puede colaborar económicamente, difundiendo las acciones o como voluntario.

Si querés colaborar podés consultar en: asac.org.ar

 

 

 

Oscar Tarrío

Director Periodístico Chefs 4 Estaciones en Chefs 4 Estaciones / Ex Editorial Diario La Capital

Sin comentarios aún

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

NODO norte

Un suplemento del Diario La Capital