CRISTIANO VS MESSI: TAMBIÉN EN LA COCINA

Messi vs Ronaldo:

¿quién se alimenta mejor?

Cristiano Ronaldo y Lionel Messi protagonizan hace más de una década un duelo histórico en la cumbre del fútbol mundial. Entre ambos monopolizan todos los títulos, récords individuales, balones de oro y botines de oro. Y el mérito es doble, ya que Cristiano ha cumplido 35 años y Leo 33 años, siempre en el máximo nivel. ¿Además de su innegable talento su alimentación tendrá algo que ver?

Una primera aproximación: sus rutinas diarias

Una de los grandes cambios que tuvo que implementar Leo Messi en su rutina desde 2014 fue en su dieta. El azulgrana contrató a un nutricionista en 2014 que ayudó al argentino a hacer los cambios que tanto necesitaba tras su mala temporada con el Tata, en la que aparecieron los vómitos.

Los puntos importantes fueron:
  • Renunciar a la pizza, al chocolate y a la carne normal
  • Pasó a consumir cinco alimentos clave: agua, aceite de oliva, granos integrales, fruta fresca y vegetales frescos.
  • Agregó nueces y semillas mientras que redujo el azúcar.

El jugador de 33 años tiene una rutina diaria más o menos establecida que gira en torno a sus compromisos con el Barça y la familia.

  • Despierta – lleva a los niños a la escuela – va a entrenar – descansa – segunda sesión de entrenamiento – recoge a los niños de la escuela – almuerza – duerme.
  • Si solo hay una sesión de entrenamiento, a Messi le gusta ir a casa y tomar una siesta antes de recoger a los niños.
  • Leo reveló en una entrevista que prefiere dormir con la TV encendida.

Por supuesto, el delantero también hace mucho trabajo individual. El futbolista se enfoca principalmente en tomar precauciones  para no lesionarse día a día.

Ahora, comparemos su rutina diaria con su homólogo Cristiano Ronaldo . El portugués, a diferencia de Messi, no tuvo que hacer un cambio abrupto en su dieta ya que siempre ha tenido especial cuidado en este aspecto. Messi, por ejemplo, confirmó que antes de su cambio consumía muchos caramelos y alimentos que no son sanos.

Cristiano prefiere comer 6 veces al día: el pescado y el pollo son su elección preferida.
  • Desayuno: jamón y queso con yogurt bajo en grasa.
  • Merienda – tostadas de aguacate.
  • Almuerzo número uno: pollo y ensalada.
  • Almuerzo número dos: pescado con ensalada, huevos y aceitunas.
  • Cena – carne o pescado.

A CristianoRonaldo  le gusta dormir 8 horas por noche, echando varias siestas al día (hasta cinco). Lo mezcla con el trabajo duro en entrenamiento, gimnasia, natación y pilates.

 

Messi vs Cristiano

La dieta de Messi

La historia reciente muestra a  un mago profesional llamado Lionel Messi vomitando metódicamente antes y durante la Copa del Mundo 2014, en los propios partidos incluso, intentando sobreponerse a cansancios y dolores crónicos, haciendo algunos goles, pero errando otros, tanto en la Selección como en el Barcelona, como si su problema no fuese externo (un Cristiano Ronaldo o un defensor psicópata) sino interno.   

Pero en 2015 todo cambió. Otro futbolista argentino, Martín Demichelis, entusiasmó a Messi acerca de un nutricionista italiano, Giuliano Poser. Messi viajó a Salice, a 90 kilómetros de Venecia. El doctor Poser, poco afecto a dar entrevistas a la prensa (lo cual habla bien de él) alcanzó a revelar al Corriere del Veneto algunas de sus recomendaciones alimenticias.

Eliminar totalmente gaseosas, golosinas y cualquier cosa con aditivos artificiales, conservantes, edulcorantes.

Las grasas saturadas, azúcar, pastas, pizzas, leche y lácteos en general.

La comida chatarra y ni que hablar de alimentos transgénicos.

Suprime también la carne de cerdo y de vaca. Vacas y cerdos, conviene recordar, son alimentados con soja transgénica.

“Hay que reducir la ingesta de alimentos procesados o contaminadoss con pesticidas, herbicidas, antibióticos, medicamentos”, advierte Poser, referencia que abarca a casi cualquier producto vegetal o animal actual.    

La comida de Messi, entonces, pasó a nutrirse de pescado o pollo (naturales, tampoco dopados ni envenenados), y toda clase de vegetales y frutas de estación con el mismo criterio de lo que hoy puede considerarse orgánico o, mejor aún, agroecológico. Y agua. “Verduras, frutas de la temporada y agua son el combustible esencial para nuestros músculos”, dice Poser. Otra indicación: supresión o reducción radical de medicamentos, sobre todo antiinflamatorios y analgésicos.

 

Uno de los resultados: en 2015 Messi bajó 4 kilos, aumentó a la vez su masa muscular, su velocidad y potencia, batió récords con más intensidad que antes, salió campeón de la Liga Española, de la Copa de Rey y de la Champions League. Literalmente: ganó todo, participó en 57 de los 60 partidos de su equipo y en todos los de la Copa América. Jugó mejor, si tal cosa es posible, y lo más importante: se sintió mejor.

Gasolina Súper para Messi

Gasolina Súper es el nombre que utiliza Giuliano Poser para su eficiente dieta. «Agua, un buen aceite de oliva, cereales integrales y frutas y verduras frescas biológicas, o sea no contaminadas con pesticidas, herbicidas y demás, porque eso hace mucho daño al organismo. También son muy buenos los frutos secos y las semillas», contaba Poser para el medio italiano, Corriere della Sera, sobre los principios básicos de su recomendación.

Este método no solo desapareció los problemas estomacales que el atacante evidenció más de una vez dentro del terreno de juego, pues también ayudó a que los inconvenientes musculares que lo venían aquejando quedaran en el pasado.

Giuliano Poser  afirma que: «El azúcar es lo peor que hay para los músculos. Mientras más lejos se esté del azúcar, mejor. Las harinas refinadas también son un gran problema, esencialmente porque hoy en día es muy complicado encontrar un grano de trigo sano, sin contaminar».

El azúcar no es lo único perjudicial para los atletas de alto rendimiento, ya que la sal y la carne juegan un papel protagónico en la rutina alimenticia, sobre esto, Giuliano Poser comentó: «Poca sal, porque la necesitan los músculos y el cuerpo en general. La carne debe consumirse en la medida justa. Muchísimo menos de lo que habitualmente comen los argentinos y uruguayos, porque es un alimento difícil de digerir para el organismo».

Para finalizar, dejó la siguiente reflexión: «El cuerpo humano es una máquina que debe comer y alimentarse bien, para que los músculos puedan trabajar bien… y Leo Messi come y trabaja bien. Es un hombre muy inteligente e intuitivo. Es un gran atleta».

La dieta de Cristiano

El buen arranque de 2020 de CR7 tiene, entre tantas explicaciones, a la dieta como una parte fundamental de su excelente estado físico. El portugués, según reporta el diario The Suncome hasta seis veces al día, siempre dependiendo del contenido y las porciones de cada una de ellas.

Gracias al “comer bien” y, por supuesto, a sus extensas jornadas en el gimnasio ─además de los entrenamientos con Juventus─ Cristiano Ronaldo se mantiene en la élite del fútbol a sus 35 años. Algo que seguramente le permitirá extender su carrera por un tiempo más, también.Para lograr la perfección hay que cuidar todos los detalles. Esto es lo que ha hecho Cristiano Ronaldo en el último año.

Se ha obsesionado con la comida, el descanso y el entrenamiento hasta el punto de que le dijo a su madre, Dolores Aveiro, que tenía que supervisar todas sus comidas para que no tuvieran nada de grasa. La necesitaba a su lado como un apoyo más para encontrar esa vida casi monacal que se necesita para rendir al máximo en los partidos. Ha extremado su dieta. Su madre, que vivía entre su casa de Madeira, donde tiene al resto de la familia, y Madrid, decidió instalarse en Turín para estar pendiente de la dieta de Cristiano.

Si había que salir a comer fuera del domicilio, la madre también revisaba el menú minuciosamente. Cristiano iba del entrenamiento a casa y allí se enclaustraba. Lo mismo hacía después de los partidos. Del estadio a su domicilio. No quería comer fuera. Prefería quedarse en casa y, si era posible, que fuera su madre quien le hiciera la comida y la cena.

“Si Cristiano Ronaldo te invita a comer a su casa, di que no”, ironizaba Patrice Evra, compañero del futbolista luso en el Manchester United, tras desvelar que fue a su casa después de un entrenamiento y que “en su mesa sólo había ensalada, pollo y agua”. “Pense que después vendría la carne, pero no”, confesaba con una sonrisa en una entrevista concedida a ITV Sport.

A lo largo del día, el astro portugués no para de ingenir líquidos. Concretamente, lo hace con una bebida isotónica “más baja en azúcar que otras consumiciones deportivas” que contiene electrolitos y vitamina B12, lo cual ayuda a “aumentar la resistencia y ofrecer el máximo rendimiento” en los entrenamientos y en los partidos, según sus propias palabras. En este sentido, trata de evitar el alcohol y los refrescos azucarados.

El descanso es otra parte fundamental de sus hábitos. Cristiano es uno de los clientes más célebres de Nick Littlehales, un ‘gurú’ del sueño que recomienda suistituir el “mito de las ocho horas” por cinco ciclos de 90 minutos cada uno. Este mismo experto recomienda no irse a la cama hasta que han pasado un par de horas desde la cena y apagar el teléfono móvil o cualquier otra pantalla durante este reposo previo al sueño. Los días de entrenamiento Cristiano duerme las 8 horas nocturnas y hasta cinco pequeñas siestas. con las que a veces completa 12 horas de sueño.

Durante su etapa, post-adolescente en el Manchester United, Cris (como le llamaban sus compañeros brits) tuvo que aprender a comer, le encantaba el archi-famoso “fish & chips” de las islas, por lo que su entrenador y mentor, Sir Alex Ferguson lo puso a dieta estricta.

Y desde entonces Cristiano tiene una ética de trabajo intachable y su alimentación forma una parte nuclear de esta: nada de comida rápida, cero bebidas con gas y edulcorantes, ni un frito en su menú y como no, interminables jornadas de gimnasio.
Come siempre a la misma hora y no pasa más de una hora desde que termina el ejercicio físico hasta que se lleva algo a la boca.

Al igual que en el campo de juego, la polémica sigue abierta entre estos dos monstruos del deporte mundial. Estarán los que prefieran la dieta de Cristiano o los que prefieran la dieta de Leo. De lo que no cabe duda, es de que estamos frente a un momento histórico del fútbol que difícilmente se repita. Y frente a dos profesionales ejemplares que nunca se conformaron con su talento natural y cada día trabajan para ser un poco mejores.

 

Emilio R. Moya

Oscar Tarrío

Director Periodístico Chefs 4 Estaciones en Chefs 4 Estaciones / Ex Editorial Diario La Capital

Sin comentarios aún

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

Un suplemento del Diario La Capital