COCINAR RICO Y SANO EN 5 MINUTOS

¡POR FIN JUEGAN PARA NOSOTROS!

 

 

La industria alimentaria global no se caracteriza por interesarse por nuestra alimentación. Lo que les preocupa es maximizar sus beneficios. Pero una vez cada tanto y muy de vez en cuando, se ponen nuestra camiseta y nos sorprenden con productos que no están llenos de conservantes, ni de harinas, ni de grasas, ni de mentiras. Y usan un desarrollo tecnológico para facilitarnos la vida.

 

 

Claro que la idea original no se les ocurrió a ellos y como siempre ocurre “la tomaron prestada”. En la segunda década del siglo XX, el Gobierno de los Estados Unidos envió a un naturalista, Clarence Birdseye, para estudiar las técnicas de pesca en el hielo de los inuits de la Península del Labrador. Allí aprendió de este pueblo de esquimales las técnicas de pesca de peces bajo el hielo a temperaturas ambiente de -40 ° C.

 

 

Descubrió que el pescado se congelaba casi de inmediato y aún estaba muy fresco cuando se descongelaba. Sabía que los productos de mar congelados que se vendían en Nueva York eran de menor calidad que el pescado congelado en el Labrador y se dio cuenta que se debía a las temperaturas de congelación mucho más altas. El naturalista dejó la Naturaleza y emprendió el camino de los negocios.

 

 

En 1922, Birdseye realizó experimentos de congelación de pescado en Clothel Refrigerating Company y luego fundó su propia empresa, Birdseye Seafoods Inc., para congelar filets de bacalao con aire enfriado a -43 ° C. Se iniciaba así el camino que nos conduciría al método IQF.

 

EL MÉTODO IQF

 

El método de congelación IQF (INDIVIDUAL QUICK FROZEN), es un procedimiento que garantiza que el producto, una vez descongelado, conserve la textura, el valor nutritivo y el sabor del producto fresco. En gastronomía profesional se usa hace algunos años, pero ahora de la mano de mayoristas como CEPRO o LUCCO, que comercializan también al público en general se encuentran disponibles para todos.

Es un proceso de congelación rápida de manera individual,  que permite que los cristales de hielo que se forman dentro de las células de los tejidos sean de tamaño muy pequeño. De esta manera, se evita que las paredes celulares que conforman los tejidos se rompan y que al descongelar el producto no haya derrame de fluidos celulares, lo que garantiza que el vegetal mantenga sus características originales.

 

LAS GRANDES DIFERENCIAS

 

 

La diferencia sustancial entre una congelación IQF y una congelación lenta es el tamaño del cristal que se forma. En la segunda el cristal es tan grande que rompe las paredes celulares, permitiendo el derrame de fluidos internos y por lo tanto un deterioro en textura, sabor y valor nutritivo. Además de mantener las propiedades originales del producto, el sistema IQF garantiza que los productos no necesiten químicos para su preservación.

Gracias  al cambio brusco de temperatura de este sistema, los microorganismos se minimizan, obteniéndose la máxima calidad higiénica.  Además una vez congelados, los productos se conservan en perfecto estado de calidad microbiológica y de garantía de salud alimentaria durante toda la vida útil de 18 meses. Otra de las ventajas que aporta este procedimiento radica en que permite al consumidor escoger sólo las unidades individuales de producto necesarias para las raciones, evitándose mermas y mejorando la gestión de sus compras.

 

BENEFICIOS DEL SISTEMA CONGELADO IQF

 

 

El trabajo con productos congelados permite tener una disponibilidad de los mismos durante todas las épocas del año.

Los vegetales congelados conservan todos sus minerales, vitaminas y nutrientes necesarios en la dieta diaria.

Debido a que pasan por un proceso de pre-cocción al vapor, los productos son de rápida y fácil preparación.

100% de utilización del producto, en el uso de congelados existe cero desperdicios, uno usa lo que necesita.

Una de las ventajas en el uso de productos congelados IQF es que para su uso no es necesario descongelar todo el producto, sino solamente la cantidad deseada.

Los precios son lineales, sin importar las variaciones del mercado en fresco.

Su rendimiento: por ejemplo en el caso de las espinacas, cada bollito que parece diminuto, equivale a un atado prensado de espinacas frescas de máxima frescura y calidad. Tres mini atados IQF son una ración generosa de espinacas a la crema. 1kg de cebolla cubeteada o 1kg de pimiento tricolor en tiritas, pueden durar para las comidas de un mes. Los mix de vegetales para wok te permiten usar 200 gr y combinarlos por ejemplo con una pechuga de pollo y cuatro pocillos de arroz y hacer un delicioso chop suey de pollo con arroz blanco para 4.

 

¿QUÉ PODÉS COMPRAR?

 

 

En frutas y verduras prácticamente todo y en diferentes grados de proceso culinario. Listos para ser empleados, en el momento que los necesites y en la cantidad exacta que requiera tu receta. A continuación algunos ejemplos de frutas y verduras, de los muchos existentes.

 

FRUTAS

 

FRUTOS DEL BOSQUE

 

 

SMOOTHIE DE BANANA

 

 

FRUTILLAS

 

CUBOS DE MELÓN

 

VERDURAS

 

 

 

 

 

 

BRÓCOLI

 

 

CEBOLLA CUBETEADA

 

 

CHOCLO DESGRANADO

 

 

ESPÁRRAGOS

 

 

HABAS VERDES

 

 

WOK DE VEGETALES

 

 

WOK NUTRITIVO

 

 

ZANAHORIAS BABY

 

 

ZANAHORIAS EN CUBOS

 

 

 

Emilio R. Moya

Oscar Tarrío

Director Periodístico Chefs 4 Estaciones en Chefs 4 Estaciones / Ex Editorial Diario La Capital

1 Comentario

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

NODO norte

Un suplemento del Diario La Capital