COCINAR PARA ELLAS

LO QUE TODO HOMBRE DEBE SABER COCINAR

Un hombre que sabe cocinar es realmente un caballero. Atrás han quedado los días de reírse de no saber hacer ni un huevo frito, de que “nadie cocina como mi mamá” o de que la cocina es cosa de mujeres. En estos días, ser un cocinero seguro y capaz es encarnar esa sofisticada suavidad a la que todo hombre debe aspirar. Eso si deseas disponer de una herramienta más de seducción, especialmente dirigida hacia damiselas foodies.

 

 

Pero no empieces a perder el sueño por un estante lleno de especias importadas, no estamos sugiriendo que sea obligatorio unirse a las filas de los mejores chefs del país. No es necesario contar con experiencia profesional; basta con saber hacer bien algunas cosas que te permitan desempeñarte tranquilo y con confianza, con la capacidad asegurada en la cocina. Nunca seas arrogante al respecto: pero te recomendamos encarecidamente que repases tus habilidades culinarias si sospechas que pueden estar un poco oxidadas.

Teniendo en cuenta esto, hemos seleccionado cinco platos particulares que todo gentil hombre debería poder preparar en cualquier momento. Vale la pena tener una especialidad; y estos platos son amados, fáciles de hacer y, cuando se hacen bien, indudablemente impresionantes.

 

UNA ENSALADA DE AUTOR

 

 

Las ensaladas son un poco como los héroes desconocidos del ámbito culinario. Son simples y deliciosas (cuando se hacen bien, por supuesto); y, sin embargo, nunca logran ocupar un lugar central en la mesa. Pero es hora de colocar las ensaladas en el centro de atención; porque confíen en nosotros, caballeros, tener una receta de ensalada estelar bajo la manga es como tener el as de espadas.

Por “ensalada”, no nos referimos a tirar apresuradamente algunas hojas, tomates en rodajas y aceite de oliva en un tazón grande y esperar lo mejor. Nos referimos a repasar algunas de las ensaladas más populares de nuestro tiempo y dedicar algo de tiempo a dominar una en particular. Para luego agregarle algún ingrediente que la transforme en “tu” ensalada estrella.

 

 

PARA PESCADO: EL SALMÓN

 

 

¿Qué mujer no ama el salmón? Si a ella le gusta el pescado, elegiríamos el salmón rosado en todo momento. Es infinitamente versátil, con múltiples opciones de preparación y servicio; y puede acompañarse de una amplia gama de otros platos.

 

 

Tómate tu tiempo para conocer el salmón. No se trata simplemente de asarlo y servirlo con papas y espárragos; es una cuestión de comprender qué saborizantes eliges para acompañarlo. Quizás prefieras un glaseado de miel; tal vez te guste la manteca de ajo, el jengibre o la guindilla. Es tu decisión, pero te recomendamos que individualices tu proceso de preparación de salmón y te tomes un tiempo para hacerlo bien. Y no asumas que solo se puede servir con papas.

 

UNA BUENA SALSA PARA PASTA SECA

 

 

Desde los tiempos de “La Dama y el Vagabundo”, los spaghettis y el resto de los fideos secos de sémola de trigo candeal, están unidos al romanticismo de lo “italiano”. Pero el secreto de toda buena pasta es la salsa.

Puedes optar por una boloñesa o por un ragú, pero debes perfeccionarlo hasta que sea tan delicioso como pueda serlo. Y para ello tienes que conocer a la perfección cómo se hacen. Y saber que estas salsas no son aptas para vegetarianos. Ya que la boloñesa lleva entre sus elementos la carne picada y el ragú, la carne estofada a fuego lento por largas horas.

 

 

En cambio hay todo un repertorio de salsas sin carne desde el filetto clásico hasta las salsas de funghi porcini, que son excelentes. Encuentra “tu” salsa y habrás hallado una de las llaves del paraíso.

 

NO SUBESTIMES EL PODER DE UNA SOPA

 

 

En las frías noches de invierno, muchas veces el corazón de una dama no pretende ni salmones, ni salsas. Una simple y reconfortante sopa bien calentita y bien hecha, bastará para colmar su cuerpo y su alma de sensaciones placenteras.

 

 

La sopa cuando se hace en casa, puede ser el alimento básico reconfortante y nutritivo que muchos de nosotros a menudo necesitamos. Y, cuando se hace bien, también puede ser divinamente delicioso.

Al seleccionar en qué sopa te convertirás en un experto, aunque ciertamente no hay necesidad de limitarte a solo una, puedes optar por una de las favoritas perennes: champiñones, tomate, pollo, de verduras, pero, de nuevo, ¿por qué no empujar tus límites culinarios?

 

UN BUEN ASADO AL HORNO

 

 

Un buen asado es fundamental para cualquier hombre que pretenda  ser buen cocinero. Por supuesto, la pieza central de su cena asada variará, dependiendo de sus gustos personales: carne de ternera, pollo, cerdo o cordero, pero hay que tener en cuenta que cualquier pieza central que elija requerirá sus propios acompañamientos muy específicos.

 

 

No es tan simple como decir “me gustaría servir una bondiola de cerdo glaseada”: tendrás que acompañarla con un puré de manzanas casero y unas batatitas al horno, por no hablar de todos los demás adornos con los que sin duda estás familiarizado. Del mismo modo, si optas por el pollo, ¿por qué no convertirte en un experto en un relleno delicioso?

El otro aspecto son las hierbas para condimentarlo. A la ternera le alcanza con sal y pimienta negra. Al cerdo le va bien además el chile molido o la mostaza. El pollo combina muy bien con el ajo, el limón y el romero y el cordero con el ajo y la menta. Y a ninguno le desentona un toque alimonado picante de jengibre rallado.

 

 

Lo importante es que elijas “tu” pieza principal y tus guarniciones y las prepares hasta que puedas hacerlas con los ojos vendados. Así como en las películas de acción los pistoleros arman y desarman sus armas hasta que su técnica les permite hacerlo con los ojos cerrados en 30 segundos.

 

UNA MUJER QUE SABE COCINAR

 

 

Si un hombre que sabe cocinar es un caballero, qué decir de una mujer que sabe cocinar. Que simplemente: es perfecta. Y perfección significa que no carece de ningún atributo. Así que si por casualidad amable lectora usted considera que se encuentra dentro del Universo de aquellas mujeres que por cuestiones de posibilidades, trabajos, estudio o cualquier otra causa no pudieron aprender a cocinar, esta nota también es para usted. No renuncie a la perfección cuando puede ser perfecta.

 

Emilio R. Moya

 

Fuente: thegentlemansjournal.com

 

Oscar Tarrío

Director Periodístico Chefs 4 Estaciones en Chefs 4 Estaciones / Ex Editorial Diario La Capital

Sin comentarios aún

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

NODO norte

Un suplemento del Diario La Capital