BACK TO THE FUTURE

EL NÉCTAR DE LOS DIOSES

 

El hidromiel, una bebida fermentada hecha con miel y agua, es quizás una de las más antiguas, anterior al vino y probablemente precursora de la cerveza. Su uso estuvo muy difundido entre los pueblos de la antigüedad. En Europa fue consumida en forma abundante por los griegos, celtas, sajones y los bárbaros del norte. Los griegos le dieron el nombre de melikraton y los latinos la llamaban agua mulsum. Según Plinio, la primera receta para la fabricación del hidromiel fue dada por Aristeo, Rey de Arcadia. Columella, escritor latino de comienzos de nuestra era, menciona en su obra De re rustica numerosas formulaciones empleadas por los romanos.

 

Cuando los romanos invadieron Inglaterra en el siglo I de nuestra era, observaron que el pueblo consumía una bebida elaborada con miel. Los arqueólogos Gruss y Betts refieren en 1931, el hallazgo en Alemania, en un pantano de turba de 2.5 metros de profundidad, de un cuerno con granos de polen y levaduras, lo que indicaría que había servido de recipiente a una bebida hecha con miel fermentada. Esta pieza, que data de unos 100 años D.C. sería uno de los testimonios más antiguos de la relación del hombre con el hidromiel. En la época que el hidromiel fortalecía a Erik el Rojo, conquistador de Groenlandia, y a sus compañeros de correrías contra los rigores del Atlántico norte, allá por el siglo XI, el arte de la vitivinicultura comenzó a expandirse desde el mar Mediterráneo hasta los 50° de latitud norte. Ello motivó que el vino desplazara al hidromiel como fuente popular para obtener alcohol y que a partir de entonces su consumo fuera declinando en forma gradual.

 

 

La antigua tradición de dar hidromiel a las parejas recién casadas, durante su noche de bodas ha dado lugar a la popular costumbre que hoy conocemos como “luna de miel”.

 

EL REGRESO DE BRITANIA Y ASGARD

 

En uno de los desarrollos más dulces e inesperados de la industria moderna de bebidas, el hidromiel ha tenido un regreso almibarado. Así es, la bebida de miel fermentada de las leyendas del inglés antiguo y la mitología nórdica, olvidada durante más 500 años, inexplicablemente ha encontrado nuevamente su lugar.

 

All-Wise Meadery

 

En las principales ciudades de todo el mundo, están apareciendo, desde hace unos seis años, bares dedicados a la hidromiel, desde el All-Wise Meadery de Nueva York hasta el Gosnells Mead Bar de Londres. Y, si bien el renacimiento de esta bebida medieval se ha atribuido de diversas formas a factores que van desde la pura novedad hasta Game of Thrones o Vikings, nos inclinamos a creer que su sabor inimitable podría ser la razón detrás de este repentino regreso.

 

Y no son solo los bares que se suben al carro de las botellas de miel. Las bodegas y destilerías también se han fijado en la popularidad del hidromiel, y las empresas se esfuerzan por revivir la bebida ancestral para un público moderno.

 

QUÉ ES Y CÓMO SE HACE EL HIDROMIEL O AGUAMIEL

 

El hidromiel o aguamiel es una bebida que se obtiene de la simple fusión de agua y miel que, con un poco de levadura, puede fermentar y adquirir las propiedades de una bebida alcohólica. La elaboración es similar a la de la cerveza, solo que no se utiliza malta para fermentar. Además, el hidromiel no tiene gluten, y por lo tanto puede ser consumida por personas celíacas.

 

El hidromiel o aguamiel, al ser una bebida tan antigua, también se le han atribuido propiedades medicinales o beneficiosas para la salud, que probablemente sean ciertas ya que se trata de un derivado de la miel, que ya de por sí tiene muchas características saludables. Sin embargo, no podemos atribuir rigurosidad científica ni usar el hidromiel en reemplazo de algunos medicamentos.

 

De todos modos, vale la pena mencionar algunas ventajas del hidromiel que nos pueden ayudar a incorporar sus beneficios y que pueden ser muy útiles en algunas situaciones. La característica más destacable es que el proceso mismo de fermentación aporta contenido de probióticos, y esto puede ayudar en situaciones de malestar estomacal o molestias en la digestión. El consumo de probióticos también está asociado a mejoras del sistema inmunológico, por lo que el hidromiel o aguamiel ayudaría a evitar resfríos o a combatir infecciones.

 

¿QUÉ SABOR TIENE EL HIDROMIEL?

 

¿A qué sabe el hidromiel? Naturalmente, al ser un producto derivado de la miel, su sabor es dulce. Pero también es un poco amargo, ya que la fermentación producida gracias a la levadura le aporta un particular gusto muy parecido al de la cerveza tradicional. Además, recordemos que el hidromiel puede alcanzar hasta casi 20 grados de alcohol, lo que hace que su sabor pueda ser aún más fuerte que el agradable dulce de la miel.

 

Si para preparar el hidromiel o aguamiel se utiliza lúpulo en el proceso de fermentación, el resultado final será aún más amargo. Sin embargo, no perderá su toque meloso y dulzón, lo que hace del hidromiel una bebida ideal para acompañar quesos o platos preparados con carnes de sabor intenso.

 

VARIEDADES Y ESTILOS DE HIDROMIEL

 

Así como existen diferentes tipos de miel, también hay una gran variedad de hidromieles. Al ser una bebida que se prepara a partir de la fermentación, el hidromiel o aguamiel puede consumirse luego de haber madurado por mucho tiempo o, al contrario, después de un proceso más corto de fermentación. Esto hace que los tipos y variedades de hidromiel sean tan diferentes. Del mismo modo, el perfil del agua que se utilice para la elaboración aportará diferentes características al resultado final. El hidromiel o aguamiel también puede prepararse con ingredientes agregados, tales como el lúpulo o algunas especias y frutas, influyendo así también en el sabor final.

 

 

Para que sea más sencillo identificar algunos tipos o estilos de hidromiel, aquí presentamos una lista de los más conocidos.

 

Hidromiel Tradicional: elaborado solamente a base de agua y miel, sin ningún ingrediente extra. Es conocida también como “show mead”

Metheglin: así se llama al hidromiel fermentado con hierbas o especias

Melomel: es el hidromiel elaborado con fruta. En este tipo también se pueden diferenciar algunas variedades, como el Cyser, preparado en base a manzana, o el Pyment, macerado con uva o jugo de uva

Bochet: elaborado con miel caramelizada

Rhodomel: se utilizan pétalos de rosa para esta preparación

Braggot: es el hidromiel elaborado con malta de cereales

 

LA HIDROMIEL EN ARGENTINA

 

 

En el año 2018 la Asociación de Apicultores hizo llegar a sus asociados un comunicado con las noticias del “regreso” de la Hidromiel y las formas de producción. Desde ese momento a lo largo y ancho del país centenares de apicultores han comenzado a elaborar hidromiel artesanal. Este es el material original difundido por la agencia oficial Télam.

 

ESTAS MARCAS ESTÁN REINVENTANDO EL HIDROMIEL PARA LOS BEBEDORES

 

GOSNELLS MEAD ESTÁ HACIENDO BURBUJAS CON LAS ABEJAS

 

Tom Gosnell pasó gran parte de su juventud recogiendo y moliendo manzanas en el huerto de un amigo en Dorset. Pero no fue hasta 2012 que decidió ingresar a la industria de las bebidas. Y, después de descubrir el hidromiel mientras viajaba por la costa este de los EE. UU., Regresó a Gran Bretaña y estableció la primera fábrica de aguamiel en funcionamiento en Londres en más de 500 años. Y, si bien Gosnells vende hidromieles tradicionales, también encabeza la innovación en el sector.

 

THE CORNISH MEAD CO. DEFIENDE LA COCINA Y LOS CÓCTELES

 

En 1960, una familia de Cornualles comenzó a producir bebidas inspiradas en hidromiel en su cocina trasera. Poco más de 50 años después, Cornish Mead Co. ha superado a Penzance y está vendiendo sus productos en todo el país y más allá.

Y la marca también ha innovado más allá del simple sorbo. Las conservas y los chutneys con aguamiel combinan maravillosamente con tartas y pasteles de hidromiel carnosos, y los postres como Mead’on Mess y Mead-misu combinan perfectamente con una serie de cócteles a base de hidromiel.

 

Además de su vasija especial para la Luna de Miel.

 

LA INNOVACIÓN IRLANDESA HACE QUE LA BEBIDA MEDIEVAL SEA MODERNA

 

La elaboración de hidromiel no termina ahí. Hay decenas de marcas en todo el mundo que se están forjando su propio nicho en esta industria recién revivida. Y cada uno de ellos se acerca a la bebida medieval a su manera distinta. A pesar de que la mayoría de los hidromiel se encuentran entre el 4% y el 20% en la escala ABV, Blackheath Mead se ha asociado con la Destilería Reservoir de Virginia para crear un hidromiel súper fuerte al 50% con notas de miel floral y caramelo dulce.

 

Blackheath Mead

 

En Irlanda, Kinsale Mead Co, utiliza miel de flores silvestres de verano irlandesa de The Chanting Bee Apiary en West Cork para crear una variedad de hidromieles aromatizados, y nuestra botella preferida es la elegante Wildflower Mead.

 

Y Mella ha redescubierto la tradición perdida de infundir aguamiel con frutos rojos, utilizando miel de flores silvestres de Gales y frambuesas maduras para darle a su botella un toque afrutado.

 

HIDROMIEL RASMIA EN ARAGÓN

 

Con la amplia variedad de mieles producidas por nuestras propias colmenas, podemos afirmar que disponemos de la mejor materia prima para elaborar hidromiel.

 

Las floraciones de las distintas plantas en diferentes épocas del año, nos permiten hacer transhumancia apícola, llevando las colmenas del valle del Ebro donde pasan el invierno a la espera de las flores de los romerales, al corazón de la Cordillera Ibérica y a las faldas del imponente Moncayo, donde, las abejas aprovechan las floraciones de múltiples especies de plantas silvestres como tomillo, lavanda, cantueso, brezo, cardo azul, así como los melatos dulces que segregan las bellotas de encinas y robles. A partir de esta diversidad de mieles, elaboramos diferentes variedades de hidromiel, a las que en ocasiones añadimos frutas o especias para crear nuevos sabores.

 

HIDROMIEL CLÁSICA

Inspirada en el melikraton de la Grecia Antigua, Rasmia Clásica es una hidromiel semidulce con notas de aromas frutales, destacando manzana, lichi, melocotón y miel. Ideal para aperitivos, quesos, foie… 8% alc vol.

 

HIDROMIEL GANJAH

 

Hidromiel Cannábica elaborada con cáñamo no psicoactivo de cultivo ecológico y lúpulo. Posee un aroma y sabor intenso a cannabis, con notas frutales y cítricas.

 

HIDROMIEL DELICIUM

 

Hidromiel especial de estilo Metheglin, semiseca, con aromas herbales. Elaborada mediante maceración de flores de lúpulos aromáticos, y envejecida en botella durante varios meses, Rasmia Delicium es una hidromiel muy aromática, de cuerpo complejo, en la que podrás descubrir profundos matices herbales y afrutados.

 

Emilio R. Moya

 

Fuentes: finedininglovers.com, hidromielrasmia.com, thegentlemansjournal.com, telam.com.ar
Oscar Tarrío

Director Periodístico Chefs 4 Estaciones en Chefs 4 Estaciones / Ex Editorial Diario La Capital

Sin comentarios aún

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

NODO norte

Un suplemento del Diario La Capital